Más de Reus

Reus da el primer paso para el traslado de la Facultat de Medicina a Bellissens

El Ayuntamiento se hace cargo de los costes de la redacción de los estudios previos, esencial para, posteriormente, hacer las obras

Montse Plana

Whatsapp
Representantes del Ayuntamiento de Reus y de la URV han explicado conjuntamente el estado actual del proyecto. FOTO: URV

Representantes del Ayuntamiento de Reus y de la URV han explicado conjuntamente el estado actual del proyecto. FOTO: URV

El traslado de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut de la Universitat Rovira i Virgili al Campus Bellissens está más cerca de convertirse en una realidad. El Ayuntamiento de Reus y la URV han alcanzado un acuerdo con el que el consistorio se hace cargo de forma íntegra de los costes de la redacción de los estudios previos. Un documento que representa la base para que, posteriormente, se redacten los documentos técnicos y, finalmente, se construya el futuro edificio, que se ubicará en los terrenos que hay entre la Facultat d’Economia i Empresa y el edificio de Eurecat-Centre Tecnològic de la Nutrició i la Salut. 

Según ha explicado esta mañana el alcalde de Reus, Carles Pellicer, el contrato de la redacción de los estudios previos saldrá a licitación mañana, miércoles, por un valor de 21.487,60 euros (sin IVA) y el plazo para redactar el documento, una vez adjudicado el contrato, será de tres meses. Posteriormente, la idea es redactar el proyecto constructivo –en el que el Ayuntamiento también se involucraría–, y buscar financiamiento para, finalmente, convertirlo en realidad. «Ahora, se da el primer paso, porque sin un proyecto, no se puede optar a ayudas y subvenciones», comenta la rectora de la URV, María José Figueras. Lo que todavía no hay es un calendario. «Esperamos que sea lo antes posible», añade Figueras, pero todo dependerá de encontrar financiamiento, a la espera de poder acceder a alguna subvención, y también contarían con la implicación de la Generalitat.

Representantes municipales y de la universidad han explicado conjuntamente, esta mañana, los avances hacia este nuevo edificio que permitirá, definitivamente, unificar todas las facultades ubicadas en Reus en el Campus Bellissens. El traslado de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut es una reivindicación histórica. Y es que es la única que está ubicada al centro de Reus, en la calle Sant Llorenç: muy alejada de la vida universitaria del Campus Bellissens y del Hospital Sant Joan. «Situarse en Bellissens permitiría crear más sinergias con el centro hospitalario. En la facultad se transmite conocimiento, pero también se crea de nuevo», subraya el decano de la Facultat de Medicina, Antoni Castro.

Además, el nuevo edificio permitirá mejorar las instalaciones y, por lo tanto, ganar competitividad y atractivo. Como recuerda Figueras, «el de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut es el segundo edificio más antiguo de la URV». Con las nuevas dependencias «nos pondremos al día», ha remarcado Castro. Detalla, por ejemplo, que se ganará en la digitalización en las aulas. En este sentido, alumnos de Medicina cuentan que hay problemas con los enchufes, porque, según explican, éstos se encuentra en las primeras filas, mientras que prácticamente todo el alumnado toma notas con ordenadores portátiles.

El nuevo edificio también permitirá adaptar las aulas a las nuevas necesidades «porque la docencia ha cambiado mucho en los últimos años», recuerda el decano de la facultad: «Antes era el profesor que impartía una clase magistral en una gran clase, pero ahora se realizan más análisis clínicos, reflexiones... Los espacios que se necesitan son distintos».

La vicealcaldesa de Reus, Noemí Llauradó, ha subrayado que el impulso del nuevo edificio de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut es «una de las prioridades» y que se trata de un «compromiso con la ciudad», y es que se trata de una «apuesta por el conocimiento». 
 

Temas

Comentarios

Lea También