Reus Tradición

Reus prevé recuperar la Cabalgata de Reyes y un Carnaval con rúas

El campamento navideño de 2020 no volvería pero la recogida de cartas se inspirará en él

MÓNICA PÉREZ

Whatsapp
El Campament dels Reis d’Orient que se instaló el año pasado en el Parc Sant Jordi. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El Campament dels Reis d’Orient que se instaló el año pasado en el Parc Sant Jordi. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El Ayuntamiento de Reus avanza en la programación de Navidad con la previsión de recuperar la tradicional Cabalgata de Reyes. Siempre pendiente de la evolución de la Covid-19 y de las restricciones que la pandemia pueda implicar llegadas las fechas, el concejal de Cultura, Daniel Recasens, apunta al Diari que «desde Reus Cultura estamos valorando que la Cabalgata regrese al modelo de que tuvo hasta 2019», con las carrozas circulando por la ciudad.

Con ello, «lo que sí sería seguro es que no se haría un doble formato» y, por lo tanto, el Campament dels Reis d’Orient estático que en la última edición se instaló en el Parc Sant Jordi «no se repetiría». Pese a esto, el espíritu de aquella actividad no se perderá porque «se está trabajando en cómo hacer que la recogida de cartas mantenga, de alguna manera, la esencia que tuvo el campamento, aunque no sea un despliegue tan grande». Así, los pajes, que habitualmente recibían los deseos de los más pequeños instalados en los Jardins de la Casa Rull, se trasladarían a una nueva ubicación. Recasens puntualiza que, en cualquier caso, «estaremos pendientes de si hay o no limitaciones y de cómo acabe evolucionando todo».

Por otra parte, y en cuanto al Carnaval 2022, el concejal apunta que «aún no es en firme porque no se puede saber la situación que tendremos, pero estamos trabajando para tener un Carnaval con rúas en las calles». En este sentido, la Federació d’Associacions Reusenques de Carnaval (FRAC) ha pedido al Ayuntamiento que haya actos y que estos se ajusten cuanto sea posible a lo que se ofrecía antes de la pandemia. El secretario de la entidad, Marc Loran, indica que «las normativas todavía son muy cambiantes y falta que ver qué pasará, pero apostamos porque haya carrozas y rúas».

¿Y cómo serían las rúas? Loran apunta que «es una idea que aún no está cerrada, pero una posibilidad es que la del sábado fuese igual que la que se hacía el domingo». Es decir, que «el sábado hubiese un circuito por Reus en lugar de quedarse en los paseos». Eso «evitaría que la gente se acumule dando vueltas», ya que «al acabar el recorrido, llegando a Prat de la Riba, se podría ir a casa o dispersarse». Hace años que el Carnaval intenta acercarse más al centro.

Otro de los actos más célebres del Carnaval reusense, el ExpoProfit que antes de la pandemia ponía a las ‘collas’ a cocinar platillos y tapas de todo tipo en la plaza Prim, «pensamos que se podría hacer igual, siguiendo un control, porque al final se están haciendo vermuts y otros actos que son similares». Eso sí, «debería ser sin aglomeraciones», detalla el secretario de la FRAC. En cambio, algún evento como el Fes-te Pols! «no se haría» y la Batalla de Confeti «muy probablemente tampoco».

Antes de la Covid-19, la FRAC había iniciado un proceso de replanteamiento de la fiesta en Reus y había implantado algunas limitaciones, por ejemplo, en el consumo de alcohol. Loran explica que «es evidente que desde las carrozas no se promocionará». «Cada año intentamos mejorar y hacer alguna cosa nueva pero el momento es delicado para todos», añade, y dice que «también, en cuestiones de vigilancia, es complicado». Igualmente permanece el control sobre el acceso de menores.

En cuanto a la capacidad de las carrozas, «teníamos el máximo fijado en 250 personas antes y, ahora, si hay que bajarlo se hará». Entre las ‘collas’, «las hay que están más animadas que otras» y algunas piden a los socios que se hagan cargo del disfraz por lo que el contexto sanitario pueda condicionar.

Temas

Comentarios

Lea También