Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ritual satánico en las puertas del cementerio de Reus

La Guàrdia Urbana encuentra dentro de una bolsa con un gallo muerto, verduras y frutas.

Jordi Cabré

Whatsapp
Puerta trasera del cementerio de Reus. FOTO: Alfredo González

Puerta trasera del cementerio de Reus. FOTO: Alfredo González

Otra bolsa con un animal degollado, en esta ocasión un gallo, acompañado de huevos, patatas y otras verduras apareció la semana pasada en la puerta trasera del cementerio de Reus, según ha sabido el Diari. El sábado 9 de diciembre, en la playa de Vilafortuny, se encontró otra con más animales degollados. Dos casos de rituales probablemente satánicos que tras llevarse a cabo abandonan los desechos utilizados en cualquier parte. 

El aviso a la comisaría de la Guàrdia Urbana llegó de un particular. Una patrulla se desplazó hasta el Camí del Cementiri para verificar si la denuncia de la presencia de una bolsa 'macabra' en el exterior del recinto era cierto.

Los agentes confirmaron que había en una de las puertas secundarias esta bolsa y se activó a Focsa, la concesionaria de la limpieza, para que se hiciera cargo.

La primera hipótesis que barajó la Guàrdia Urbana de Reus es que estos desechos formen parte de un ritual de santería.

El simbolismo

El gallo, en África así como en algunos puntos de Sudamérica y en el Caribe es guía de las ánimas en los ritos de iniciación, así como también ofrenda de numerosas celebraciones extáticas –en éxtasis– magicorreligiosas. De la creencia en una vinculación entre los difuntos y esta ave –por lo general negra– derivan los sacrificios de gallos para entrar en contacto con los muertos.

Los casos más habituales en los que se utiliza el gallo –y la gallina– son para brujería y principalmente santería. Se usan para barrer a personas enfermas y por los trabajos hechos. Por ello, los creyentes en ello recomiendan no tocar estas aves muertas. A veces se utilizan otro tipo de animales, como sapos, patos o gansos.

En la mayoría de intervenciones policiales realizadas en España sobre rituales con gallos, el animal casi siempre es encontrado degollado. En este sentido, en 2012 la Sección de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía de Málaga pidió medio año de cárcel para cada uno de los seis acusados por haber decapitado a un gallo durante un supuesto ritual de santería llevado a cabo en enero del mismo año en la capital.

En el año 2010, en la ciudad de Valencia se encontraron los restos de un ritual que incluía un gallo degollado y con las patas atadas, velas, puros, tres copas de vino, una nota con el nombre de una persona y un pañuelo con varios nudos. Y en el año 2005 fueron encontrados en la misma ciudad dos gallos decapitados, sus cabezas sobre dos platos con flores, rodeados de velas encendidas. Seguramente se trataba de un ritual de vudú.

Temas

Comentarios

Lea También