Más de Reus

El párking de Prim de Reus sube precios y se acerca al final de la concesión

En el centro aún es posible aparcar a 4 euros el día. Los conductores valoran las tarifas bajas, pero piden zona blanca

Mónica Pérez

Whatsapp
Un vehículo saliendo del aparcamiento subterráneo de la plaza Prim, con 340 plazas y gestionada por Interparking. foto fabián acidres

Un vehículo saliendo del aparcamiento subterráneo de la plaza Prim, con 340 plazas y gestionada por Interparking. foto fabián acidres

El aparcamiento subterráneo de la plaza Prim, gestionado por Interparking, aplica nuevas tarifas a la rotación desde hace pocas semanas. El coste de estacionar allí 24 horas seguidas, que era de 3,95 euros, se ha incrementado un euro y se queda en 4,95. La subida es la segunda que registra el párking en cuatro años y comporta que, a partir de ahora, este deje de resultar el más barato del centro de Reus para quienes quieran olvidarse del coche todo un día.

En el núcleo, cuando se trata  de aparcar por un tiempo considerable, tanto la red municipal de Reus Mobilitat i Serveis (RMS) como el párking Simonet fijan las 24 horas en 4 euros exactos. El de Prim mantiene la competitividad en el precio del minuto, a 0,0255. Su explotación por parte de Interparking responde a una concesión a 50 años que expirará en poco tiempo, alrededor de 2025, por lo que el Ayuntamiento deberá empezar a pensar pronto qué va a hacer con él. 

Fuentes de la concesionaria consultadas indican que esquivar la subida de precio es posible descargándose en el móvil una app de Interparking y destacan que esta también ofrece la oportunidad de «pagar 2,95 euros por estacionar hasta un máximo de 5 horas, lo que cubre casi la gran mayoría de las estancias del aparcamiento». 
Aparcar bajo esta plaza permite plantarse en el corazón de la ciudad, donde proliferan las calles de prioridad para el peatón. Además, pese a todo, el coste sigue siendo asequible. En cambio, el aparcamiento es estrecho, con poca luz, y sufre a menudo averías en el sistema de ascensor o el de pago. El párking de Prim vivió reformas en 2016. 

Dejar el coche e ir a pie

Entre los que, más o menos frecuentemente, estacionan en párquings de Reus existe el convencimiento de que su precio es muy bajo pero también el deseo de que la zona blanca tuviera más presencia en el entorno del Tomb de Ravals. «Todo el centro es zona azul y, si no vas con previsión de tiempo o no tienes completamente claro a dónde te diriges, te pilla el toro sí o sí», opina Mercedes Morales, una conductora que apunta que «hay que pagar en todos lados y circular por el núcleo es difícil». «Es mejor ir andando y uno se evita el coste y todo el estrés, y también estaría bien que hubiese más zona blanca porque pagar es una cuestión de recaudación», añade. Otro usuario de los párkings del núcleo, Antoni Renduà, valora que «en el centro, habitualmente uno encuentra donde aparcar; si no fuese de pago, estaría siempre lleno» y piensa que «está bien que la zona blanca se concentre un poco más a las afueras». 

George, ciudadano rumano de veraneo en Reus, explica que «a veces encuentro sitio para aparcar, pero otras veces no». Sobre los precios, indica que «en otros países, aparcar es más caro que aquí», aunque «faltan plazas en superficie y estaría bien que hubiera más gratuitas». Por su parte, Nieves Moreno, considera que «hay suficiente sitio para aparcar, uno puede dejar el coche y moverse a pie, y los precios son los mejores de la provincia». «Si quieres aparcar gratis, no lo vas a conseguir; pero pagando no tendrás problema», valora Carlos González, que entiende que «los precios no son caros y suele haber plazas». 

RMS trasladará los párkings de las Oques y Sant Ferran a la primera corona este miércoles para «garantizar la demanda comercial y la rotación», según el Ayuntamiento. Habrá que ver, también, el impacto que tendrá la peatonalización del Raval de Santa Anna.

Temas

Comentarios

Lea También