Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un brote de sarna en el Hospital de Reus afecta a 22 trabajadores

El centro explica que el primer caso se conoció el pasado 12 de enero y que los empleados están recibiendo tratamiento

Carla Pomerol - Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de las urgencias del hospital. Foto: Alfredo González

Imagen de las urgencias del hospital. Foto: Alfredo González

Un brote de sarna se ha propagado por el Hospital Sant Joan de Reus afectando, de momento, a 22 trabajadores del servicio de urgencias, entre enfermeras, camilleros y médicos. La cifra la confirmaron ayer desde la dirección del centro hospitalario tras asegurar que todos los afectados ya habían recibido el tratamiento correspondiente y estaban trabajando con normalidad.

También destacaron que se han adoptado las medidas pertinentes para evitar nuevos casos intensificando la higiene en las zonas comunes del personal de urgencias y su ropa laboral. Ésta apuntaría como el principal medio de transmisión de la enfermedad, dijeron desde el Sant Joan. 

Se ha intensificado la higiene en las zonas comunes del personal de urgencias y su ropa laboral

El director del hospital, Òscar Ros, manifestó que un brote de sarna de la magnitud del que afecta a Reus «está fuera de lo habitual» y también quiso dejar claro que no existe ningún peligro para los pacientes. «No es una enfermedad grave. Además, en el momento de recibir el tratamiento tópico el portador deja de transmitir el parásito y éste deja de ser contagioso». Debido al periodo de incubación de la sarna, que es de tres a cuatro semanas, no se descarta que puedan aparecer nuevos casos.

La noticia generó ayer un gran revuelo entre los pacientes y los trabajadores del Hospital de Reus. Fuentes del personal médico del centro consultadas por el Diari  explicaban que han seguido trabajando con aparente normalidad, pero que  existe un ambiente tenso, de rabia y de preocupación «porque no nos sentimos protegidos por el hospital», sentenciaba un enfermero. El mismo también añadía que «hasta que el comité no se ha puesto por el medio, no se ha hecho nada». Este rotativo intentó ponerse en contacto con el comité de empresa del Hospital de Reus pero no obtuvo respuesta. 

Cerrar urgencias

«Se tendría que haber cerrado el servicio de urgencias en el momento en que se sabe que hay un brote de sarna», apuntaba un indignado empleado, quien subrayaba que «estamos trabajando con miedo, ya que convivimos con compañeros enfermos». Él mismo tampoco dejó pasar la ocasión para comentar que están apareciendo síntomas entre los pacientes y, aun siendo consciente de la dificultad de cerrar el servicio, se reiteraba en su petición por seguridad.

La dirección del hospital aseguran que no tienen conocimiento de ningún paciente infestado

El director del Hospital Sant Joan descartó que tuvieran conocimiento de que algún usuario de urgencias se hubiera infectado y manifestaba que en ningún momento se habían llegado a plantear tomar decisiones como cerrar el servicio de urgencias. Y es que, según destacaba, «el personal médico no ha tenido que coger la baja porque pasadas unas ocho horas el tratamiento ya resulta eficaz». 

La dirección del centro hospitalario envió el miércoles por la tarde un comunicado a los trabajadores en que daban recomendaciones a los empleados sanitarios y explicaban al detalle qué es la sarna. En este comunicado decía que solamente tenían que hacer el tratamiento las personas afectadas clínicamente y sus familiares. Algunas de las recomendaciones y medidas a tener en cuenta eran limpiar el material y el mobiliario, cambiar de uniforme diariamente, no compartir batas, limpiarse las manos sistemáticamente, utilizar guantes y no tocar el ordenador con los guantes, entre otras. 

Por otra parte, el subdirector provincial de Salut Pública de Tarragona, Conrad Casas, declaraba ayer que se ha activado el protocolo adecuado ante la aparición de un brote y que, en los próximos días, se espera cerrar la investigación para determinar cuál ha sido su origen. Casas también quiso dejar bien claro que «no estamos en situación de emergencia o epidemia». Cabe destacar que, en Catalunya, los brotes de sarna con dos o más casos tienen que ser declarados obligatoriamente a la Agència de Salut Pública.

12 de enero, el primer caso

Desde el Hospital Sant Joan relataban ayer que el primer caso de sarna se conoció el pasado 12 de enero. Una fecha que también genera controversia. Los trabajadores consultados manifestaron que el foco de la infección fue un paciente que ingresó en el mes de diciembre en el hospital. Los médicos le diagnosticaron la enfermedad y le trataron. Pero parece ser que el ácaro quedó en el centro hospitalario. 

Al cabo de unas semanas, empezaron a conocerse algunos casos de sarna entre el personal sanitario. «El servicio de Vigilància de la Salut del Hospital Sant Joan de Reus no reconoció la sarna», explicaba ayer uno de los trabajadores.

Temas

Comentarios

Lea También