Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una dieta saludable contribuye a mejorar la calidad del semen, según un estudio hecho en Reus

La investigación demuestra que una alimentación rica en ácidos grasos omega-3 y antioxidantes ayuda a la fecundabilidad de la pareja

Joan Morales

Whatsapp
De izq. a der. los doctores Mònica Bulló, Albert Salas-Huetos y Jordi Salas-Salvadó, autores del estudio. FOTO: URV

De izq. a der. los doctores Mònica Bulló, Albert Salas-Huetos y Jordi Salas-Salvadó, autores del estudio. FOTO: URV

En la actualidad, cambios simples en el estilo de vida, como el aumento de la actividad física, la terapia conductual, el yoga para reducir el estrés, o la reducción del consumo de alcohol, son recomendados por muchas clínicas de reproducción asistida, con el fin de mejorar la calidad del semen y las posibilidades de fertilidad, a pesar de la falta de evidencia científica probada sobre el papel de la dieta en los parámetros espermáticos.

Ahora, investigadores de la Unitat de Nutrició Humana de la Facultat de Medicina de Reus y del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV), que forman parte de la Red CiberObn del Instituto Carlos III, han llevado a cabo la primera revisión sistemática de todos los estudios observacionales existentes en la literatura científica que relacionan los diferentes componentes de la dieta con la fertilidad masculina y la fecundabilidad, que es la probabilidad de concepción por ciclo menstrual.

Los resultados de este estudio demuestran que una dieta saludable, rica en algunos nutrientes como les ácidos grasos omega-3, algunos antioxidantes (vitamina E, vitamina C, β-caroteno, selenio, zinc, criptoxantina y licopeno) y otras vitaminas (vitamina D y folato), y un bajo consumo de ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans se asocian a una mejoría de la calidad espermática. Además, el pescado y marisco, el pollo, cereales, verduras y fruta, o lácteos bajos en grasas, también se asocian a una mejor calidad del semen y/o actividad espermática.

Por el contrario, un consumo excesivo de carnes rojas y procesadas, alimentos ricos en soja, dulces y bebidas edulcoradas, ciertos lácteos enteros, y la ingesta de alcohol y cafeína se asocian, en algunos estudios con una disminución de la calidad espermática. En referencia a la fecundabilidad, un elevado consumo de alcohol, cafeína y carnes rojas y procesadas en hombres, se ha relacionado negativamente con las probabilidades de embarazo y las tasas de fertilización de las parejas.

Según los investigadores, éste trabajo ha servido para proporcionar una visión global de la investigación de calidad existente que relaciona la dieta, así como el consumo de diferentes alimentos y nutrientes, con la fertilidad masculina y la fecundabilidad para que, en un futuro, se puedan realizar recomendaciones dietéticas seguras y efectivas.

Estos resultados subrayan que la adherencia de los hombres a una dieta saludable como la mediterránea, podría mejorar significativamente la calidad espermática y aumentar la tasa de fecundabilidad de la pareja.

Los resultados del presente estudio, realizado por Albert Salas-Huetos, investigador postdoctoral, Mònica Bulló, profesora agregada, y liderado por Jordi Salas-Salvadó, catedrático y director, de la Unidad de Nutrición Humana de la URV han sido publicados en la prestigiosa revista científica Human Reproduction Update en el mes de marzo de 2017, la revista científica de más impacto de las áreas de Reproducción Humana y de Ginecología y Obstetricia.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También