Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una historia de superación en Reus

Dejar atrás la enfermedad. Assensió Gómez sufría obesidad mórbida y su salud corría peligro. Dos años después pesa 67 kilos y anda 17 km al día

Francesc Gras

Whatsapp
Assensió en una fotografía realizada esta semana. FOTO: Alfredo González

Assensió en una fotografía realizada esta semana. FOTO: Alfredo González

Assensió Gómez poco tiene que ver con aquella joven de 30 años a la que le terminaban de diagnosticarle fibromialgia y artrosis degenerativa. Allí empezó un largo calvario que la sumió en una profunda depresión y la dejó encerrada en casa sin querer hacer nada. Entonces fue ganando paulatinamente mucho peso hasta llegar a los 142 kilos y poner en serio riesgo su salud. 

Pero todo aquello ya ha quedado atrás. Ahora, Assensió acaba de cumplir 42 años, pesa 67 kilos y todos los días sale a caminar. Y lo más importante de todo, se encuentra mejor que nunca. «Con mi ejemplo sólo quiero animar, dar esperanza y servir de inspiración a la gente que padece obesidad mórbida. Si uno quiere puede salir adelante y vivir una nueva vida». Eso sí, Assensió reconoce que el camino no es fácil y que requiere de esfuerzo y mucha constancia. 

Assensió cayó en una depresión que le hizo ganar mucho peso. FOTO: Cedida

En su caso, además, fue necesaria una intervención en el Hospital Sant Joan de Reus consistente en un bypass gástrico. De esto hace ya dos años y sus recuerdos no pueden ser mejores. Según cuenta emocionada, fue a partir de la operación, unida a sus ganas de seguir adelante y encontrarse mejor, lo que la hizo progresar exponencialmente

«Gracias a los médicos estoy viva, sin la intervención no hubiera salido hacia adelante. La gente que trabaja en la sanidad es maravillosa», apunta agradecida. Al principio empezó a andar por los pasillos del hospital y de su casa, para terminar el sexto día recorriendo su primer kilómetro por la calle. 

Assensió da las gracias al personal médico del Sant Joan, del Pius de Valls y del CAP de Rodonyà

Assensió no quiere dejar pasar la oportunidad para dar las gracias por «la labor realizada, apoyo, respeto y cariño» del doctor Del Castillo y de todo el equipo de cirugía bariátrica del Hospital Sant Joan. También al doctor Jasso y su equipo y a sus amigos y familiares, que han estado siempre a su lado y la han apoyado en todo momento. 

De igual modo, tampoco se olvida de agradece, con la misma pasión, a todo el personal médico del CAP de Rodonyà, municipio donde reside, y el del Hospital Pius de Valls por su dedicación y trato ofrecido.

Ahora Assensió está pendiente de someterse a otra operación para terminar de completar todo el proceso iniciado hace dos años y sin bajar la guardia en ningún momento. Eso sí, con optimismo y ganas de seguir mejorando día a día.  

Kilómetros de salud

Con la mirada atrás, Assensió todavía recuerda que uno de los momentos más duros fue cuando empezó a encadenar días de baja que le impedían trabajar como camarera. Un proceso que finalizó con una visita al tribunal médico que le concedió una invalidez y discapacidad del 60%. Pero lo que más la afectó, fue verse obligada a tener que andar con la ayuda de un andador o de muletas. Una situación que ahora ya alterna con naturalidad y que, además, no le impide que todos los días salga a caminar 17 kilómetros.

Temas

Comentarios

Lea También