Una mala combustión termina con dos personas intoxicadas por gas en Reus

Dos hermanos mayores de edad terminan el martes por la noche en la cámara hiperbárica del hospital de Sant Joan d'Espi y el padre, en el hospital Sant Joan

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Tres personas de una misma familia, un padre y dos hermanos mayores de edad, terminaron en la noche del lunes día 10 de enero en el hospital. El padre, en el Sant Joan de Reus y los dos hermanos trasladados en ambulancia hasta el hospital de Sant Joan Despí, donde entraron en la cámara hiperbárica para eliminar el exceso de monóxido de carbono que habían inhalado.

Los hechos se conocieron minutos antes de las 22 horas. Un vecino de un edificio de la calle Constantí alertó de que olía a gas el rellano de una de las plantas. Hasta el lugar se desplazaron Bombers (2 dotaciones), dos ambulancias del SEM y un coche patrulla de la Guàrdia Urbana.

Del piso salieron dos jóvenes, hermanos, con síntomas evidentes de mareo. Bombers activó el detector de gas y éste confirmó la toxicidad del ambiente. Se entró en la vivienda y se abrieron ventanas además de activar el ventilador para hacer un aireamiento más rápido de las estancias. Se cerró la llave de gas.

Los dos hermanos presentaban un cuadro de intoxicación importante y el padre, que también estaba, algo menos grave. Por ello, los dos jóvenes se enviaron a la cámara hiperbárica del hospital del Barcelonès y al padre al hospital de la capital del Baix Camp, puesto que su cuadro de intoxicación no era tan severo como el de sus hijos.

Las causas de esta acumulación de monóxido de carbono podrían haberse producido por una mala combustión del calentador del agua. Esta es una de las hipótesis en las que se trabajó para descubrir el origen. 

Temas

Comentarios

Lea También