Más de Reus

Una victoria colectiva en la plaza de les Oques de Reus

El traslado de las paradas de bus interubano a la calle Doctor Frías llegará el próximo mes de junio tras dos años de gestión del proyecto

Salvat Jordina

Whatsapp
La concejala de Urbanisme, Marina Berasategui y el alcalde, Carles Pellicer. FOTO: ALBA MARINÉ

La concejala de Urbanisme, Marina Berasategui y el alcalde, Carles Pellicer. FOTO: ALBA MARINÉ

No sé quién lo celebrará más: los vecinos de la plaza de les Oques, el alcalde Carles Pellicer o los lectores que llevan años oyendo hablar del tema, pero, al fin, el traslado de las paradas de autobuses interurbanos de Reus al entorno de la área de zona azul Riudoms, ubicada enfrente de la Biblioteca Xavier Amorós, tiene fecha: a medianos de marzo comenzarán las obras y, los cálculos de la concejal de Urbanismo Marina Berasategui, indican que este mismo junio la nueva estación debería estar operativa.

Hablo de victoria colectiva porque el cambio implica varios actores. Primero, a los vecinos de la zona, que en reiteradas ocasiones han denunciado las molestias que ocasiona a nivel de ruido y humo la acumulación de autobuses en la plaza de les Oques. Los carteles que cuelgan de los balcones con lemas ‘Bus urbà i prou’ ya empezaban a descolorirse. Después, por los vehículos y peatones que transitan en ese punto de conexión con el centro de la ciudad, que celebrarán, también, la descongestión a nivel de tráfico. Y, por último, del ejecutivo reusense que pondrá fin a un trabajo de más de dos años: «Tras largas tareas administrativas que han comportado la demora, finalmente lo hemos logrado», anunciaba Pellicer, insistiendo en que «no ha sido nada fácil». Al ser un servicio gestionado por la Generalitat, la operación requirió el sí del Departament de Territori i Sostenibilitat.

Cambio en la circulación

Con la culminación del proyecto a la vista, ayer se conocieron detalles. La totalidad de la calle Doctor Frías servirá para dar cabida a cuatro plataformas -como se puede ver en el mapa- y la quinta se ubicará en la calle Escorxador, justo en frente de la biblioteca. Cada parada contará con marquesina y bancos, siguiendo el modelo que ya se aplica a la ciudad, y se instalará, también, un monolito de carácter informativo de las paradas. Esto implicará, entre otros, que pueda haber cinco buses en un mismo espacio de forma simultánea, algo que ahora era inconcebible.

Por estas dos calles, sin embargo, ya no podrán circular vehículos privados: «se limitará el acceso a aquellos de transporte público». La calle Escorxador será el punto de entrada de los autobuses, que saldrán por Doctor Frías. La reordenación de estas dos calles no supondrá una pérdida de la vegetación actual. Así lo garantizó Berasategui, señalando que se mantendrá la característica natural de la zona.

¿A qué líneas afecta?

Esta operación afectará a todas las líneas de bus interurbano, que se trasladarán hasta la nueva ubicación, a excepción de los itinerarios de Reus-Castellvell y Reus-Salou. Estas dos no son final de línea, por lo que seguirán parando en la plaza de les Oques, como las líneas urbanas.

También se verá afectada la zona azul. La reordenación comportará eliminar 50 plazas de estacionamiento: las 42 de la calle Doctor Frías y ocho del interior del área Riudoms. Este parquin perderá también una plaza reservada a movilidad reducida y redistribuirá las cuatro plazas de parking de furgonetas.

Inversión de 70.000€

En total, el consistorio habrá invertido 70.000€ en esta operación: 40.000€ correspondientes a las obras que iniciarán la segunda quincena de marzo y 30.000€ de instalación de semáforos y adecuación de las vías y la movilidad, un requisito clave.

En abril, cuando se terminen las obras, se tendrá que notificar a Servei Territorial de Transport, que deberá comunicar formalmente el traslado.

Temas

Comentarios

Lea También