Más de Reus

Vecinos de la urbanización Sant Joan de Reus denuncian «dejadez» de las calles

Señalan las malas hierbas en la calzada y el «mal estado» de las aceras, por lo que reclaman un mayor mantenimiento

MONTSE PLANA

Whatsapp
Las malas hierbas crecen en la calzada de varias calles. FOTO: ALBA MARINÉPLANTAS Y CHUMBERAS QUE SOBRESALEN DE LA ANTIGUA VÍA DEL TREN. FOTO: ALBA MARINÉ

Las malas hierbas crecen en la calzada de varias calles. FOTO: ALBA MARINÉPLANTAS Y CHUMBERAS QUE SOBRESALEN DE LA ANTIGUA VÍA DEL TREN. FOTO: ALBA MARINÉ

Vecinos de la urbanización Sant Joan de Reus reclaman un mayor mantenimiento de las calles de su barrio. Señalan las malas hierbas que crecen en la calzada de prácticamente todas las calles. «Las acaban arrancando los propios vecinos», detalla uno de ellos, que recuerda que, años atrás, el ayuntamiento realizaba esta tarea con cierta regularidad, «pero ahora no...», lamenta mientras señala que las hierbas incluso crecen en los mismos pasos de peatones.

El pasado 27 de mayo, el alcalde de Reus y los concejales de Desenvolupament Urbà i Via Pública y de Relacions Cíviques visitaron el barrio de la mano del presidente y el secretario de la asociación vecinal, en el contexto del programa de proximidad a los barrios. Fuentes consultadas del consistorio recuerdan que en dicha visita se recogieron un total de 16 peticiones de los vecinos y la asociación «relacionadas mayoritariamente con el mantenimiento de mobiliario, limpieza y jardinería». De esta quincena de peticiones, un total de doce ya estarían resueltas, añaden las mismas fuentes. Brigades y la empresa de jardinería han realizado una «limpieza general de hierbas en las aceras, la limpieza y mantenimiento de la zona verde de la calle Francolí y de los jardines de los paseos centrales». También han repintado bancos y han realizado varias acciones en la vía pública.

A pesar de estas tareas, este mes de agosto los vecinos señalan las hierbas «que están bien crecidas». Así que siguen denunciando «dejadez», y es que lo que piden es un mantenimiento regular de sus calles. También detallan que hay puntos en los que las aceras están rotas, sobre todo en los bordes, además de denunciar que hay rebajes que «no llevan a ningún sitio» y lo peligroso que puede ser. Ponen como ejemplo la calle Llobregat, donde se dan varios casos: «Rebajaron las aceras en puntos donde no hay ningún paso de cebra. Además, las aceras son algo estrechas, y con este rebaje, la estrechez es aún mayor, con el peligro que esto conlleva», exclaman, a la vez que recuerdan que en una ocasión, un vecino tropezó con un rebaje de estas características que hay en la calle Llobregat, esquina con Sénia. De hecho, ni tan siquiera sirven para cruzar la calzada. Y es que al otro lado de calle lo que hay es un vallado de la antigua vía de tren que años atrás pasaba por allí.

También el espacio que ocupaba antiguamente la vía del tren (ya desmantelada) genera críticas. Como se comentaba, una valla recorre toda la calle Llobregat, separando la calzada de la antigua vía. Adif es el titular de los terrenos «y aquí nadie se cuida de tener esta zona en condiciones», se quejan vecinos. Crecen todo tipo de plantas, también alguna chumbera, que atraviesan la valla e invaden parte de la calzada, «y cuando pasas con el coche, te llevas por delante algunas ramas», se quejan. Sobre este punto, conscientes de que es propiedad de Adif, lo que sí han pedido al Ayuntamiento es que se convierta este paso en una vía verde. Desde el consistorio recuerdan que a nivel municipal no se puede intervenir en la zona, pero señalan que se está trabajando en una propuesta para dar un nuevo uso a los terrenos, según avanzan fuentes consultadas.

Reunión para los vados

El ayuntamiento de Reus inició a principios del actual mandato una acción para regularizar el uso de licencias municipales de acceso de vehículos, realizando inspecciones y enviando reclamaciones a aquellos que hacían uso de entrada y salida de vehículos sin disponer de vado. También en la urbanización Sant Joan los vecinos recibieron requerimientos. Aun así, la gran mayoría sigue sin disponer de licencia y desde el consistorio se recuerda que esta fue una de las preocupaciones que vecinos hicieron llegar al alcalde durante su visita en mayo. Para aclarar el asunto, el consistorio tiene prevista una reunión informativa para septiembre en la que se dará información del proceso, condiciones y plazos.

En este aspecto, hay vecinos que lo que reclaman es que «primeramente haya un buen mantenimiento de calles. Pero es indignante que nos hagan pagar vado con esta dejadez», esgrimen.

Temas

Comentarios

Lea También