Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Coches y furgonetas se aventuran por el arrabal de Santa Anna de Reus

    La calle está cortada desde plaza de Catalunya, pero algunos esquivan la señal que obliga a seguir por Doctor Robert

    05 septiembre 2022 19:29 | Actualizado a 06 septiembre 2022 14:34
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Son casi las doce del mediodía y hace ya una hora que los repartidores no pueden acceder al centro de Reus. No obstante, transportistas, pero también vehículos de todo tipo, buscan alternativas y consiguen entrar en calles peatonales. ¿Y para salir? «Como puedes... La calle del Hospital está imposible por las obras del hotel, así que volveré a salir por la calle Santa Anna», dice un conductor, que es consciente de que va en contra dirección.

    $!Una furgoneta, en contra dirección, en la calle Santa Anna. foto: A. G.

    En el tramo del arrabal de Santa Anna entre plaza de Catalunya y la calle de Santa Anna, el movimiento de coches y furgonetas es especialmente abundante, aunque el tráfico está cortado en plaza Catalunya y, en breve, tienen que empezar las obras de peatonalización. «En principio, transportistas y vecinos, hasta las once podrían entrar, según nos comentaron, a través de la calle Santa Anna», dicen comerciantes de la zona. Aun así, la imagen se repite a lo largo de toda la mañana. Algunos entran por calle Santa Anna, atraviesan el arrabal y se adentran al centro. Después, se encuentran problemas para salir: si la calle del Hospital está transitable, pasan por allí hasta llegar al arrabal del Pallol. Otros, intentan otras salidas, pero quedan atascados en calles secundarias al encontrarse con bolardos.

    También hay quienes pasan por alto las señales de prohibición y los bolardos que hay instalados en la plaza de Catalunya y que impiden el paso hacia el arrabal de Santa Anna. Una furgoneta, por ejemplo, pasadas las 12 h, llega por el arrabal del Pallol, reduce la velocidad en plaza de Catalunya y, tras maniobrar, accede al arrabal de Santa Anna, esquivando la señal expresa que obliga a seguir la marcha hacia la calle de Doctor Robert. «No he visto la señal», asegura una vez llega al primer carga y descarga del arrabal. No es el único que lo hace. Al cabo de un rato, otro vehículo, accede a la calle de las Galanes (totalmente peatonal), subiendo por el paso de peatones de la plaza de Catalunya.

    A lo que se refiere a los transportistas, hace tiempo que reclaman flexibilizar los horarios de acceso al centro para cargar y descargar pedidos. Actualmente, tienen permiso hasta las once de la mañana, pero muchos recuerdan que la mayoría de comercios suben la persiana a las 10h, por lo que aseguran que no hay tiempo suficiente.

    Controles de acceso

    Toda la parte tecnológica que regulará el acceso al arrabal de Santa Anna ya está instalada. En varios puntos hay lectores de matrícula, cámaras de videovigilancia, bolardos automáticos... Pero todavía no están en funcionamiento. Como detallan fuentes municipales consultadas, todos estos dispositivos entrarán en funcionamiento cuando terminen las obras de la segunda fase de peatonalización del arrabal de Santa Anna (el tramo entre calle plaza de Catalunya y la calle Santa Anna y también Salvador Espriu).

    Los trabajos, con un coste de 721.890 euros, fueron adjudicados a finales de agosto, con un plazo de ejecución de cuatro meses. De mientras, se está acabando de definir quién y cuándo podrá acceder con vehículo motorizado por el arrabal.

    Comentarios
    Multimedia Diari