El acusado de apuñalar a un menor en Reus se entrega y entra en prisión

El joven, vecino de la ciudad de 20 años, se presentó el viernes con su abogado en la comisaría de Mossos. Al día siguiente, el juez decretó auto de prisión provisional por ser el presunto autor de un delito de homicidio doloso en grado de tentativa.

| Actualizado a 13 enero 2022 06:44
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Un joven de Reus de 20 años de edad ingresó el fin de semana en el Centro Penitenciario de Mas d'Enric, en El Catllar, acusado de un homicidio doloso en grado de tentativa. El hombre, fichado por otros delitos siendo mayor de edad, se entregó el viernes día 7 en las dependencias de los Mossos d'Esquadra en Reus.

Lo hizo acompañado de un abogado tras conocer que estaba en busca y captura por la presunta autoría de una puñalada a un menor en una pelea multitudinaria del domingo 2 de enero en la rotonda dels Llapis, en la avenida de Sant Bernat Calbó.

El acusado quedó detenido el mismo viernes y pasó la noche en el calabozo de la comisaría de Mossos. El sábado día 8 pasó a disposición judicial y el magistrado que lleva la causa consideró que debía ingresar en prisión (provisional) acusado de esta tentativa de homicidio.

La entrega voluntaria de este joven  pone fin a un parte de la investigación policial abierta el domingo 2 de enero, en el que una pelea convocada en las redes sociales por menores de edad (chavales de entre 15 y 17 años) terminó con un adolescente herido de gravedad al ser apuñalado con un machete y el arma blanca perforó un pulmón. Su estado físico era grave aquella tarde dominical y fue derivado al hospital Joan XXIII de Tarragona, donde evolucionó favorablemente de la herida de arma blanca.

La pelea reunión a más de 30 personas, menores de edad en su mayoría. Más allá de insultos, puñetazos y patadas, hubo dos hechos que marcaron la gravedad de lo ocurrido. Un menor se presentó en la convocatoria con una escopeta de aire comprimido y la disparó al hermano del herido de arma blanca. No salió lesionado, pero fue identificado y acusado ese mismo día cuando compareció en la comisaría acompañado de familiares.

Este menor y el autor del apuñalamiento con un machete (escondido de la policía hasta el pasado viernes) fueron los dos únicos participantes que fueron denunciados. El mayor de edad se marchó tras clavar el machete en la zona del pulmón y el menor también se esfumó con la escopeta.

Gracias a la descripción de la ropa que llevaba, los tatuajes y un apodo se supo la identidad. Del menor también había una descripción acurada. El menor recibió la llamada y se presentó el mismo domingo en comisaría. El veinteañero hizo caso omiso a la orden policial. Por ello se cursó la busca y captura, aunque alguien cercano al acusado terminó convenciéndole de que se entregara y así lo hizo el viernes.

Comentarios
Multimedia Diari