El juez de Innova levanta el secreto de la pieza 3, que investiga la contratación de personal

Señala posibles delitos en el consistorio y el holding entre los años 2003 a 2011 por no respetar la normativa del sector público 

| Actualizado a 26 octubre 2019 23:04
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El juez que instruye la macrocausa Innova ha levantado el secreto de sumario de la pieza 3, que investiga la contratación de personal en el seno del Ayuntamiento de Reus y el holding municipal por presuntas irregularidades que podrían derivar en delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación.

Concretamente, señala que estas supuestas irregularidades habrían tenido lugar en las empresas Grup Aigües, Grup Econòmic y Grup Salut por no actuar según el marco del sector público. Según la documentación de la pieza a la que ha tenido acceso el Diari, se habrían llevado a cabo «contrataciones sin respetar los principios de publicidad, transparencia, imparcialidad, profesionalidad, independencia, discrecionalidad técnica, adecuación y agilidad».

En esta pieza, hasta ahora secreta, se investiga de nuevo uno de los principales pilares sobre el cual subyace todo el caso, que no es otro que el holding municipal y sus empleados debían regirse por la normativa del sector público y no por el mercantil. De hecho, el juez deja patente en innumerables interlocutorias que no existe duda en cuanto el dinero que manejaba Innova tenía que considerarse totalmente público, tumbando de esta forma los argumentos que siempre han mantenido las defensas.

El levantamiento del secreto de sumario de la pieza 3 es de una gran relevancia dentro del global de la macrocausa. En primer lugar, porque arroja luz sobre una de las cuatro piezas que seguían secretas. Y después, porque vislumbra la voluntad de ir avanzando en una macrocausa iniciada hace unos siete años y en que la práctica totalidad de piezas sigue en fase de instrucción. En el caso de la número 3, y junto con el levantamiento del secreto de sumario, el auto traslada a las partes para que en un plazo de 15 días hagan alegaciones en cuanto a la declaración de complejidad de la pieza.

Pasado este plazo, será decisión del Ministerio Fiscal si decreta ampliar el plazo de investigación o archiva esta parte de la causa. De las 15 piezas que conforman el rompecabezas de Innova, sólo las números 6 y 13 –conocidas como las notas de Carles Manté y el caso Bon Preu– han sido archivada.

Tres piezas del rompecabezas Innova todavía siguen secretas

La amplia documentación que integra esta pieza transcurre desde la contratación del que fuera director general de Innova, Josep Prat, hasta la de todo el personal directivo de las empresas vinculadas a Sagessa o cargos como el de gerente de servicios del Ayuntamiento de Reus. A diferencia del resto de piezas, en este caso no se dirige la investigación hacia ninguna persona o cargo directivo en concreto, sino que se expone una correlación de decenas de nombres y casos en los que se habría incurrido, presuntamente, en una contratación irregular por no seguir los trámites que rigen el Estatuto del Empleado Público.

En medio de toda esta investigación, la Guardia Civil, actuando como policía judicial, también señala supuestas irregularidades en la operativa entre empresas por parte del holding municipal y una práctica irregular en la fragmentación de la contratación.

A grandes rasgos, la investigación de esta pieza pivota en el periodo que rige el caso y que incluye de los años 2003 a 2011. Cabe recordar que el estallido de toda la macrocausa se inició con la aparición de las facturas, presuntamente sin justificar, que Innova pagó al exdirector del CatSalut, Carles Manté, como asesor del proyecto del nuevo hospital y también al arquitecto Jorge Batesteza.

Comentarios
Multimedia Diari