Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

«El juez intervino para poder enterrar a mi hija»

Una familia de Reus explica las dificultades que tuvieron hace 20 años y piden que no haya lugar a dudas en estas situaciones

| Actualizado a 18 mayo 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Se habla cada vez más de la muerte gestacional, perinatal y neonatal. Todavía queda mucho recorrido, muchas miradas que cambiar en la sociedad, entre familiares y amigos, y también entre los profesionales que tienen que gestionar situaciones como estas. Pero si hoy en día es todavía un trance lleno de incomprensión, años atrás lo era aún más. Muchas familias se han encontrado en situaciones perplejas que agravan el dolor y, ahora, una de ellas, J.A. y M.T., quieren exponer lo que vivieron hace 20 años «por si a alguien más le pasa, quizás este testimonio puede ayudar», dice el padre, J.A.

Los hechos se remontan a mediados del mes de julio de 1999, cuando nació su hija en Reus. No obstante, un problema de coagulación causó la muerte de la pequeña al día siguiente. Con el trasiego, el nacimiento de la niña no había sido registrado en el Registro Civil «y, primeramente, quedó registrado el fallecimiento», lo que acabó representando una traba. «Desde la funeraria nos decían que no la podíamos enterrar al estar registrada primeramente como fallecida», recuerda el padre. La cuestión se solucionó con la intervención de un juez, que ese mismo día emitió una orden para que el bebé pudiera ser enterrado. Al final, se cumplió el deseo de los padres, «pero no puede ser que sucedan estas cosas en un momento tan complicado. La ley tiene que ser clara, adecuada a todas las situaciones, y que no haya lugar a dudas», reclama J.A.

Han pasado ya más de 20 años y, desde 2015, los hospitales pueden inscribir los nacimientos en el Registro Civil por vía telemática, lo que facilita mucho las cosas. Aun así, también puede suceder que el alumbramiento se produzca en una ciudad y se quiera registrar al recién nacido en otra localidad. Ante todo, expertos consultados, y aunque entienden que no tendría que haber problema para enterrar a un neonato en estas circunstancias, recomiendan hacer el registro del nacimiento lo antes posibles para evitar cualquier posible duda.

Espacios de duelo

Gracias a la labor de acompañamiento y visibilización que realizan colectivos como Dol d’Estels, en Reus, el tabú de la muerte gestacional, perinatal y neonatal se va rompiendo entre la sociedad. Las mismas administraciones empiezan a ponerse al día, escuchando las reclamaciones de familiares y, por ejemplo, en algunos cementerios ya se han habilitado espacios de duelo para estos casos. En el caso concreto de Reus, se está trabajando en ello, buscando, de la mano, de padres y madres, un espacio adecuado. También en la capital del Baix Camp se ha puesto ya a disposición un libro de memoria en el Arxiu Municipal y se trabaja para incorporar en el Hospital Sant Joan de Reus una persona que acompañe a las familias.

Comentarios
Multimedia Diari