Empiezan los trabajos de señalización del carril bici de convivencia en Reus

La tarea empezó el pasado 25 de agosto y hasta el 9 de septiembre se reducirá la velocidad en algunos carriles y habrá cortes en calles en horario nocturno

| Actualizado a 31 agosto 2020 07:17
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Projecte de carril bici de convivència al centre urbà sigue su implantación con la puesta en marcha de la señalización horizontal de los carriles con pintura reflectante.

Esta nueva medida, a la que se le tiene que sumar la señalización vertical, obligará a reducir la velocidad del tráfico a 30km/h para que conviva la circulación de coches y bicis.

Los objetivos de estas actuaciones son garantizar un espacio para la circulación segura de bicicletas; y, en consecuencia reducir el riesgo de accidentes, los espacios de aglomeración y la intensidad del tráfico.

Los trabajos de señalización horizontal implicarán reducciones de carriles y cortes de calles en horario nocturno, los cuales se llevarán a cabo de las 22h a las 6 horas de la madrugada para afectar el mínimo posible al tráfico.

Con este plan, fruto del trabajo de la Comissió d’Entorn Urbà post Covid-19 y que da continuidad a la promoción de una movilidad sostenible, saludable, eficiente y segura que prevé el Pla d’Acció Municipal, Reus tendrá 11,5 nuevos quilómetros de carril bici. Con esta aplicación la ciudad contará con 36 viales repartidos por el centro urbano y más de 30 quilómetros de carril bici.

El consistorio quiere potenciar este medio de transporte especialmente «en el actual contexto de pandemia, cuando los desplazamientos a pie y en bicicleta son los sistemas de movilidad recomendados para la protección de la salud de la ciudadanía porque generan menos riesgo de contagio».

Los trabajos del carril bici de convivencia, que cuentan con un presupuesto de 32.235,72 euros, está prevista que estén ejecutados en un plazo de un mes.

Itinerario exterior

Esta red se completará con un proyecto de carriles bici de convivencia del ámbito exterior, que tiene que generar un itinerario circular en el entorno de las rondas y permitirá desarrollar en Pla de la Bicicleta de Reus.

La fase exterior tendría que haber empezado este mismo año pero debido al retraso que ya acumulaba el proyecto y la suspención de las tareas que supuso el Estado de Alarma, finalmente entrará en licitación en otoño. La previsión es que se ponga en funcionamiento a principios del próximo año.

Los usuarios se muestran críticos con las medidas

Los usuarios habituales de bici y patinete eléctrico se mostraron contrarios a compartir zonas con los coches cuando el proyecto de los carriles bici salió a la luz. Dicen sentirse inseguros por estos carriles ya que los coches les pitan y las rotondas son peligrosas. Es por eso que creen que la mejor solución seria habilitar zonas exclusivas para bicis y patinetes, aludiendo a que las aceras son suficientemente anchas para poder hacerlo. También lamentan la falta de conexiones entre los carriles ya existentes, los cuales aseguran que desaparecen sin sentido dejando a los ciclistas a la deriva.

Desde Bicicamp, una entidad que nació en 2010 para promover el uso de las bicicletas, consideran que la implementación del carril bici en la ciudad «va tarde». Entre otras cosas, reclamaron circuitos seguros para ir en bici en espacios educativos como escuelas y centros universitarios, una iniciativa que muchos encuentran primordial por la lejanía a la que se encuentra el Campus Bellissens y la mala frecuencia de autobuses que hay.

Además pedían que se redujera la velocidad de los vehículos para disminuir la peligrosidad, medida que tendría que entrar en funcionamiento próximamente. A pesar de esto, algunos usuarios creen que los conductores de automóviles pronto se olvidarán de esta reducción de la velocidad a 30km/h y su implementación no habrá servido de nada.

Comentarios
Multimedia Diari