Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Lo que sea por no pisar los adoquines con el patinete

En la calle de Sant Llorenç de Reus es muy habitual ver vehículos de movilidad personal circulando por las aceras y obligar a los transeúntes a pasar por la calzada

| Actualizado a 15 septiembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

OtEn la Ordenanza de Civismo de Reus queda más que claro que los patinetes eléctricos no pueden circular por la acera. Y a pesar de ello, y de los esfuerzos de Guàrdia Urbana para concienciar, y también multando, todavía son muchos los que campan por sus anchas por pura comodidad e, incluso, obligan a los peatones a apartarse. Pasa en todas partes, pero en la calle de Sant Llorenç se dan situaciones de este tipo muy a menudo, y el motivo son los adoquines.

Ya se sabe que circular con cualquier vehículo por una calle adoquinada no es nada agradable, lo que obliga a reducir la velocidad. Coches y motos no tienen más remedio que asumirlo, pero resulta que algunos conductores de patinetes ‘son más listos’ y se creen con derecho de invadir el poco espacio reservado para peatones (delimitado con bolardos) y, encima, apartar a los transeúntes que circulan por la acera.

No es una situación puntual, sino que es a diario. En una ocasión, dos jóvenes iban a toda prisa con sus patinetes por la acera, en el tramo de la calle Sant Llorenç que está adoquinado, (además, en contra dirección), hasta que encontraron a una pareja que iba andando por este punto. Tenían los patinetes detrás, por lo que no eran conscientes del peligro. Al final, uno de los jóvenes del patinete pidió paso, y la pareja tuvo que ceder. Otra joven de Reus, cuenta que le pasó exactamente lo mismo en este tramo de calle. En realidad, pocos son los que circulan directamente por los adoquines, aunque sí que hay algunos que evitan ir por la acera, a la vez que intentan esquivar los adoquines: aprovechan los pocos centímetros de margen entre la calzada y donde empieza la acera, un punto en el que el suelo es liso.

Otra infracción muy recurrente es la circulación en contra dirección por esta vía. Justo la semana pasada, un adolescente iba a toda velocidad por la calle de Sant Llorenç, en dirección plaza de Prim. Se acercaba al cruce de la calle del Vapor Nou y, ni sin mirar, travesó dicha calle. Suerte la suya que ningún coche bajó por la perpendicular, ni que el supuesto coche girase hacia la calle del Vapor Nou, encontrándose el patinete de cara.

Multa de hasta 600 euros

Cabe recordar que en la modificación de la Ordenanza de Civismo de Reus –que entró en vigor en julio de 2020–, los patinetes eléctricos son catalogados explícitamente como Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y, como tal, solo pueden ir por la calzada o carril bici. No hacerlo, la acción es sancionable con multas de hasta 600 euros. Cabe recordar que estos vehículos tienen que respetar la señalización viaria y los pasos de peatones. Si hay que pasar por un paso de cebra, hay que hacerlo andando, nunca encima del patinete.

Guàrdia Urbana ha realizado en los últimos años varias campañas específicas sobre vehículos de movilidad personal y bicicletas. Además, se trabaja en los institutos, con charlas y acciones prácticas, y también se han realizado actividades similares en los centros cívicos.

Comentarios
Multimedia Diari