Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Mayores, vecinos, sindicatos y oposición exigen que Horts de Miró abra todas sus camas

    La residencia cumple una década y funciona solo al 50%. La Generalitat está perfilando las plazas para 2022 en Catalunya y aún no sabe si Reus entrará. El Ayuntamiento sostiene que trabaja en ello

    17 septiembre 2022 20:47 | Actualizado a 18 septiembre 2022 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    El 17 de septiembre de 2012, hace justo una década, entró en funcionamiento el CAP Horts de Miró de Reus. El espacio sanitario formaba parte, en realidad, de un CAPI, un modelo singular de centro de atención primaria integral en cuyo mismo edificio se incluyó una residencia pública. El complejo supuso una inversión de alrededor de cinco millones de euros. Pero, diez años después, y pese a estar construida y lista, la residencia mantiene aún la mitad de sus 58 camas en desuso. El otro 50% abrió en 2019 y fue una victoria a medias tras una intensa lucha social.

    Mayores, vecinos, sindicatos y oposición municipal exigen activar la última planta cerrada del equipamiento, ahora que ya no presta los servicios de aislamiento Covid para los que se habilitó durante lo peor de la pandemia. Pese a todo, el paso parece no llegar nunca.

    Fuentes del Departament de Drets Socials de la Generalitat consultadas al respecto indican al Diari que «actualmente, se están acabando de concretar las posibles plazas de residencia de gente mayor para este 2022 y su distribución en Catalunya». «Por este motivo», según precisan, «todavía no es posible dar una respuesta concreta en relación a esta residencia».

    Con datos del propio Departament tomados este abril, hasta 200 personas están en la lista para acceder a una cama en una residencia pública en el Baix Camp. Y, tras una espera tan larga, la reclamación para adjudicar las 29 plazas pendientes de Horts de Miró arrecia. «Nos dicen que se están poniendo esfuerzos en ello y que está en trámites, y deseamos que no tarden demasiado», apunta el presidente de la Associació de Gent Gran de Reus, Agustí Dosaiguas. «Está claro que las cosas de palacio siempre van despacio, pero sabemos que la planta cerrada es muy necesaria y pedimos al Ayuntamiento que se mueva», añade.

    La Associació de Gent Gran no se queda en eso. Dosaiguas destaca que «estamos mirando cómo podemos lograr que levanten otra residencia pública más porque ampliar la capacidad es imprescindible». Paralelamente, «hemos formulado algunas quejas porque, mientras otros equipamientos privados están saliendo adelante, Horts de Miró sigue a la mitad», lamenta.

    El barrio en el que se enclava este CAPI, que es el CAPI Reus VI, ha recuperado su asociación de vecinos, tras un par de años paralizada. La presidenta, Pilar Flamenco, comenta que «estamos recopilando deficiencias en la zona para trasladarlas al Ayuntamiento y una de las cuestiones a tratar es la residencia». «Pediremos información de cómo está su rendimiento porque, aunque por unos meses estuvo atendiendo Covid, ya ha dejado de hacerlo», recuerda. La Associació de Veïns del barri Horts de Miró pide que «abra al 100%, teniendo en cuenta el déficit de plazas públicas». «Sería una gran cosa para la ciudad», valora Flamenco.

    La residencia, a la que el paso del tiempo había dejado en el olvido, regresó a la agenda en 2017. Coincidiendo con el anuncio de un nuevo geriátrico privado en Reus, el sindicato USITAC señaló el agravio de Horts de Miró. De ella ya no se sabía nada. Las labores para relanzarla tuvieron que partir de cero y empezaron por encontrar las llaves para poder entrar. A partir de eso, el 9 de diciembre 2019 se instalaron en el edificio los primeros usuarios y unas semanas después se llenaron las 29 camas que concedió la Generalitat. Para las 29 restantes, el Govern no aportó una fecha exacta.

    Prórroga del convenio de gestión

    Horts de Miró volvió a visibilizarse este viernes en el arranque del curso político. El pleno aprobó, tal como explicó el concejal de Salut, Òscar Subirats, la extensión del convenio entre Generalitat y Ayuntamiento para la gestión de la residencia, que viene del acuerdo de 2019. «Lo que hacemos ahora es la última prórroga para el ejercicio 2023 y es en las mismas condiciones que la anterior», especificó.

    «Según nos ha comunicado el gobierno, una vez que acabe el actual contrato, en 2023, tendremos, por fin, uno nuevo que permitirá que la residencia esté al 100% abierta», expresa la concejala del PSC Anabel Martínez. «Es una buena noticia porque ya hace diez años que se inauguró y aún no hemos podido abrirla por completo», apunta.

    En su intervención en el pleno, la portavoz de la CUP, Marta Llorens, incidió en que «el sistema residencial debe ir hacia la gratuidad y ampliar la cantidad de plazas públicas». «Este debe ser el gran objetivo para hacer frente a las necesidades de las personas mayores», subrayó. Y dijo que «hay que luchar contra las listas de espera». Por su parte, la portavoz de Cs, Débora García, subrayó que «echamos en falta que se haga una ampliación para la tercera planta, una petición que hacemos año tras año y que debe hacerse pronto».

    En al réplica, Subirats defendió que «trabajamos para abrir la tercera planta, es decir, para que la Generalitat nos concesione las plazas». «Hay voluntad por parte de todos, es una cuestión de trámite administrativo y esperamos que sea una realidad lo antes posible». Fuentes municipales preguntadas sobre esto al desenlace de la sesión, que estuvo condicionada por el abordaje de la crisis tras la detección de dos casos de fiebre del Nilo, no aportaron la información.

    Comentarios
    Multimedia Diari