Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Reus trasladará el Mercat del Carrilet a una nave

El Ayuntamiento comprará el edificio con el objetivo de dar continuidad al actual equipamiento, que cerrará en junio de 2024. Los paradistas dudan de la futura ubicación

| Actualizado a 22 septiembre 2022 11:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Mercat del Carrilet de Reus será reubicado en una antigua nave industrial. Sería en el número 16-20 de la avenida del Carrilet –justo al lado del parque infantil–, edificio que el Ayuntamiento comprará por un valor de 850.000 euros. La intención sería que el nuevo equipameinto pueda estar en funcionamiento en 2024 y los actuales paradistas tendrían asegurada su continuidad, si así lo desean, según asegura el equipo de gobierno.

De esta forma, se daría respuesta a la incógnita del futuro del mercado y de los actuales paradistas. Y es que, hasta el momento, de lo único que estaban seguros la quincena de afectados era que el 30 de junio del 2024 el actual equipamiento cerraría definitivamente puertas. El motivo es que no se encontró ningún operador privado interesado en liderar una renovación. El equipo de gobierno, al considerar que sin esa figura el mercado era inviable, tomó la decisión de cerrar el equipamiento e iniciar todo un proceso de reforma urbanística del Carrilet.

Se había asegurado en varias ocasiones que dicha reforma contaría con un punto de venta de producto fresco, pero sin concretar nada más. Finalmente, ayer se hizo el anuncio de la inminente adquisición de la nueva nave. Así lo comunicó el alcalde de Reus, Carles Pellicer; al lado de la vicealcaldesa, Noemí Llauradó; y el concejal de Empresa i Ocupació y también consejero delegado de Reus Mobilitat i Serveis, Carles Prats.

Como explicó el alcalde, hoy mismo (jueves), el consejo de administración de Reus Mobilitat i Serveis autorizará a la empresa municipal la compra de la nave en cuestión, con el objetivo de construir allí el nuevo mercado. De momento, Reus Mobilitat i Serveis ha realizado una propuesta de compra de la finca, a la espera de la firma del contrato de compra-venda.

«Es una opción clara y viable», aseguró Carles Pellicer, mientras que Carles Prats enfatizó en que esta «es la mejor opción». «La avenida del Carrilet es muy céntrica, con un entorno muy favorable y en la misma zona de influencia que el actual mercado», remarcó el concejal, quien también puso en valor la proximidad del parking subterráneo municipal del Carrilet.

La nave que será adquirida dispone de 2.074 metros cuadrados construidos, de los que 1.873 son útiles para espacio de venta. En su interior hay prevista una zona para los paradistas, un supermercado de autoservicio de unos 400 m2, un restaurante y un espacio complementario para servicios y zonas comunes.

«El nuevo mercado contribuirá a definir la nueva centralidad de la zona sur de Reus, actuará como polo de atracción, mejorará la calidad de vida de los vecinos, pero también del conjunto de la ciudadanía y mejorará la conexión», valoró la vicealcaldesa, Noemí Llauradó. En esta línea, Pellicer destacó el futuro equipamiento como una «rótula entre el centro y el Carrilet», siendo esta «una de las piezas más importantes de transformación», según Llauradó.

De momento, se desconoce el presupuesto que se necesitará para adecuar la nave a su futuro uso ni el calendario exacto, aunque se trabaja con junio de 2024 como horizonte. Como recordaron ayer, el primer paso es finalizar la operación de compra-venda para, después, iniciar los trámites necesarios para poner al día la nave, desde redactar el proyecto a ejecutarlo. También será necesario saber cuántos paradistas del actual Mercat del Carrilet querrán seguir su actividad en la nueva ubicación y las condiciones. Según aseguró ayer el alcalde, su continuidad está garantizada. Si quedan paradas vacías, también tendría que abrirse un proceso.

Sorpresa entre paradistas

Este martes, el alcalde, Carles Pellicer, y el concejal Carles Prats informaron a la presidenta de los paradistas del Mercat del Carrilet, Maria Jesús Querol, de la intención de comprar una nave donde trasladar la actividad. «Pero no concretaron el sitio exacto», puntualiza Querol. Ante la noticia, ayer los paradistas mostraban sorpresa. Por un lado, la ubicación no convence, ya sea por las comunicaciones como por la visibilidad. «¿Dónde vamos a descargar el género? ¿Dónde irán los camiones?», se preguntaba Tonyi Juan, de la Polleria Felisa. Querol también señalaba que para los clientes que vienen de municipios cercanos puede ser un freno tener que ir hasta la avenida del Carrilet. «Ahora estamos muy bien ubicados, pero si tienen que entrar más en Reus, les va a perjudicar», comentaba.

$!En el actual Mercat del Carrilet hay una quincena de paradas. Todavía no saben si optarán por trasladarse. FOTO: Alfredo González

Tampoco veían clara la visibilidad: «Arriba de la avenida, eso queda como encajonado», valoraba la presidenta de los paradistas. Aunque el objetivo de esta ubicación sería, precisamente, una conexión entre el centro y el Carrilet, el sitio no acaba de encajar entre los afectados. Es por ello que, de momento, no se atreven a asegurar categóricamente que quieran trasladarse. «Ya veremos», dicen.

Además, prefieren ponerlo en cuarentena y ver cómo acaba materializándose, «porque hace unos años teníamos que reformar este mercado e incluso ya sabíamos cada parada dónde iría ubicada y, de repente, nos dijeron que el mercado cerraba», recuerda Juan. En esta línea, Maria Jesús Querol considera que este «no es el momento» de poner en marcha este tipo de proyecto, cuando hay elecciones a la vista. «Por un lado, terminará el mandato y sólo se habrá comprado la nave. ¿Y después? ¿Y si el gobierno es otro y todo acaba en nada?», se pregunta, mientras que en el caso de que tire todo adelante, «¿irá sobre plazo?».

La oposición pide tener en cuenta a los paradistas

Los grupos de la oposición critican la «opacidad» del equipo de gobierno sobre la intención de comprar la nave de la avenida del Carrilet para ubicar el mercado. Desde la CUP, Mònica Pàmies lamenta que «otra vez hayan hecho lo mismo: actuar de forma unilateral sin contar que la opinión de los más afectados, que son los paradistas». Es por ello que PSC y CUP ven en esta operación un intento de «cubrirse las espaldas cara las elecciones municipales, señala el portavoz del grupo socialista, Andreu Martín. También le generan dudas la ubicación: «Situando el mercado un poco más hacia el centro, dejamos sin servicio a los barrios del sur, como pueden ser el Montserrat, Fortuny o Juroca». Desde Ciudadanos, la portavoz Débora Garcia deja claro que «lo primordial es escuchar a los paradistas y que puedan continuar con su actividad». A partir de aquí, «si el edificio donde ahora está ubicado el mercado del Carrilet está en malas condiciones estructurales y es imprescindible para su continuidad el trasladarlo a otra ubicación cercana, no nos opondremos a buscar otra ubicación que asegure su continuidad».

Mañana, se celebrará el consejo de administración de Reus Mobilitat i Servei, donde los grupos serán debidamente informados de esta operación.

Comentarios
Multimedia Diari