Scooters y coches clásicos toman las calles de Reus

La capital del Baix Camp ha sido, este domingo, el escenario del XXIII Ral·li de Cotxes Històrics y la XVI Trobada d’Scooters Clàssics

| Actualizado a 24 junio 2019 16:03
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Este ha sido un fin de semana marcado por la política, pero, en Reus, ha habido un segundo protagonista: el vehículo clásico. Y es que, este domingo, han coincidido en la ciudad el XXIII Ral·li de Cotxes Històrics Costa Daurada y la XVI Trobada d’Scooters Clàssics. Dos encuentros de distinta naturaleza, pero con un punto en común: la pasión por lo antiguo.

«Es una cuestión de estética y también por su sencillez en el funcionamiento», explicaba a primera hora de la mañana Édgar Roselló, vicepresidente de Vespa Club Reus. Durante el desayuno previo a la salida, explicaba que Piaggio aún fabrica Vespas, pero él y sus compañeros coinciden en afirmar que «no es lo mismo». A sus aficionados les gusta que sean originales, de época y pasar el tiempo que sea necesario arreglando sus vehículos. Ramon Aragonès, uno de los participantes, es todo un ejemplo. Tiene un microcoche Vespa 400 que adquirió en Francia y «lo estoy restaurando desde hace años. Se trata de pasar el rato y disfrutar», decía. En el encuentro han asistido una veintena de participantes con sus motos, la mayoría, Vespas, aunque también había alguna Lambretta. Una de las más antiguas era la Vespa de Domingo Juárez, de 1959. «Fui a Ejea a buscar una moto y terminé llevándome tres», recuerda.

Pocos minutos antes de las 9.30 horas, se ha dado inicio a la salida, desde la plaza de Misericòrdia, y los participantes se han dirigido a Colldejou y, posteriormente, a Duesaigües y Reus. En total, un recorrido de 90 kilómetros.

Rally a la antigua

Paralelamente, en la plaza del Mercadal se daban cita 32 coches antiguos en el contexto del XXIII Ral·li de Cotxes Històrics Costa Daurada. Entre los modelos había 600, Peugeot 203, algún Jaguar histórico y Simcas. «Hay participantes de toda la provincia e incluso unos socios de Bélgica», detallaba Joan Maria Llorens, presidente de Biela Club 600 Clàssic & Històric, organizador del evento. «Es una afición que tengo de toda la vida. Cuando empecé a trabajar, ya empecé a ahorrar», recuerda Llorens. Una de sus ‘joyas’ es un Dodge Brothers Six. «No es un afición cara, aunque, eso sí, si se estropea algo, tienes que encargar la pieza», admitía. En el encuentro, han participado más de 70 personas y el recorrido ha sido Reus, Mas Calvó, Vila-seca y Pinar del Perruquet, para seguir hacia La Canonja.

Comentarios
Multimedia Diari