Más de Sociedad

Sociedad Herramientas

Consejos para convertir las redes sociales en un espacio seguro para toda la familia

Desarrollar habilidades de alfabetización mediática contribuirá 
a discernir en quién y en qué podemos confiar en Internet

REDACCIÓN

Whatsapp
Las redes sociales son una forma de contactar con la gente y compartir las escapadas veraniegas. FOTO: CEDIDA

Las redes sociales son una forma de contactar con la gente y compartir las escapadas veraniegas. FOTO: CEDIDA

Aunque la pandemia de la Covid-19 nos ha llevado a pasar más tiempo en las redes sociales y el verano suele dar a los niños más tiempo libre para usar las pantallas, este verano puede haber sido diferente, ya que nos ha dado la oportunidad de salir, ir de vacaciones y desligarnos de nuestras pantallas. Independientemente de cómo hayamos pasado las vacaciones de verano, las redes sociales son una forma de estar en contacto con la gente, compartir noticias de las escapadas veraniegas y encontrar grandes ideas de cómo pasar los días que quedan antes de volver a la rutina.

Por todo ello, también es importante poner en práctica hábitos que mantengan las redes sociales seguras y divertidas, conociendo los riesgos y cómo evitarlos. En cuanto a riesgos, los más frecuentes son el hackeo de las cuentas; compartir demasiada información personal, que a su vez podrían acabar en una suplantación de la identidad; o ser víctimas de enlaces maliciosos y estafas de phishing, entre otros.

Así, ahora que conocemos algunos de los mayores riesgos de las redes sociales, a continuación enumeramos diez consejos que podemos poner en práctica para evitarlos y mantener las redes sociales como un lugar divertido y seguro para todos.

El primer paso es utilizar una contraseña fuerte, utilizando caracteres especiales, y cambiarla a menudo. Después, es aconsejable hacer uso de la autenticación de doble factor (2FA), de este modo evitaremos que si un hacker consigue nuestra contraseña pueda acceder a nuestras redes sociales.

Utilizar y cambiar la configuración de privacidad será útil para limitar la cantidad de información personal que compartimos públicamente, mientras que también podemos denunciar, bloquear, dejar de seguir o silenciar a los usuarios de las redes sociales que publiquen contenidos inapropiados, difundan el odio o traten a otros usuarios de forma perjudicial. Por otro lado, mantener las aplicaciones actualizadas e instalar un software de seguridad contribuyen a estar a salvo de cualquier amenaza o vulnerabilidad. De hecho, el software de seguridad puede bloquear los enlaces maliciosos y otras amenazas de las redes sociales. Asimismo, es recomendable comprobar si el correo electrónico, contraseña o número de teléfono han sido filtrados por los hackers. Para ello, existen herramientas gratuitas que te permiten ver si se han filtrado en Internet.

Enseñar, practicar y desarrollar habilidades de alfabetización mediática también contribuirá a discernir en quién y en qué podemos confiar en Internet. Esta capacidad es de gran utilidad entre los adolescentes, ya que puede ayudarles a determinar cómo deben tratar la información que ven online. En esta misma línea, las herramientas de control parental permiten filtrar los contenidos y programas a los que los hijos pueden acceder en su dispositivo móvil y en casa, así como establecer límites de tiempo en el acceso a Internet. Por último, aunque todas estas tecnologías son formas poderosas de ayudarnos a nosotros y a los hijos a estar seguros online, nada es tan eficaz como la comunicación abierta con la familia.

Temas

Comentarios

Lea También