Más de Sociedad

Sociedad Mascotas

Descifrar el comportamiento animal

Los problemas conductuales son la principal causa de abandono y eutanasia de perros

Gloria Aznar

Whatsapp
Fátima Ruiz en una de las clases de la escuela Takoda. Foto: Pere Ferré

Fátima Ruiz en una de las clases de la escuela Takoda. Foto: Pere Ferré

«El 80% de los animales tiene, al menos, un problema de comportamiento y esta es una de las causas de abandono y eutanasia». Son palabras de Zaida Gómez, miembro de WildFare (wildfare.es), plataforma del Camp de Tarragona que empieza a dar sus primeros pasos y entre sus funciones, divulga y asesora sobre el bienestar de los animales domésticos y salvajes. Asimismo, también imparte formación a los profesionales que conviven con animales salvajes en centros especializados. Zaida es bióloga, primatóloga y etóloga clínica y trabaja junto a Carmen Hernández, veterinaria y primatóloga y Pablo Rodríguez, biólogo y primatólogo

«Un problema de comportamiento es aquel que nos molesta a nosotros, pero también afecta al bienestar del animal. Entonces, hay que ver qué necesidad no tiene cubierta para ponerle solución», comenta Zaida. Y uno de los problemas más frecuentes es quedarse solo. «Podemos ver que de golpe empieza a destrozar muebles, que se hace sus necesidades en casa o que empieza a ladrar. Y esto último puede conllevar conflictos con los vecinos, incluso a nivel de denuncias por ruidos. Entonces, lo primero que tenemos que entender es qué emoción hay detrás y trabajarla con los dueños, darles las herramientas necesarias para solucionarlo. Puede ser miedo, que relacionen quedarse solos con alguna situación negativa vivida anteriormente, pero también aburrimiento u otros motivos».

«Los dueños no siempre entienden que los galgos exterioricen sus emociones» (Fátima Ruiz. Galgos 112)

Galgos, un caso aparte
En el mismo sentido se pronuncia Fátima Ruiz, de la asociación Galgos 112 Tarragona (galgos112.es) y miembro del equipo de la escuela de formación canina Takoda, en Valls (www.takoda.es). Sin embargo, Fátima puntualiza que el tema de los galgos y podencos es sensiblemente diferente. «Como asociación nos encontramos con que los perros que tienen problemas conductuales son muy difíciles de adoptar y después, cuando se van con una familia, la gente aguanta muy poco».

Una de las causas, según explica esta profesional, es la idea romántica que ha llegado hasta nuestros días de un galgo apocado, dócil y con poca personalidad. «Muchas veces es muy cómodo tener un perro que no se exprese, pero esto no quiere decir que sea feliz. Lo que ocurre es que no lo exterioriza, pero en ese caso se les tiene que ayudar igual», sostiene. Es justamente cuando el galgo reacciona, cuando da pie a su devolución a la asociación, cuando ladra en la calle, llora, aúlla o incluso saca los dientes. «Galgos y podencos son perros muy maltratados dentro del mundo de la caza, pero de un tiempo a esta parte también nos hemos encontrado un cambio a nivel de comportamiento del animal. Ahora empiezan a exteriorizar y eso no siempre se entiende y cuesta mucho encontrar familias comprometidas. Al final todo es miedo», cuenta Fátima.

Carmen, Pablo y Zaida, miembros del equipo de WildFare. Foto: cedida

Por ello, hace un llamamiento para visibilizar una situación que, por otro lado, se puede resolver. «Es fácil enseñarlos» y de hecho, es uno de los ejercicios que llevan a cabo en Takoda, encarar su educación con los propietarios. «El galgo es un animal muy especial, pero no deja de ser un perro, que hace las mismas cosas que sus congéneres», concluye.

Mientras, Zaida señala que otras de las causas de un comportamiento inadecuado puede tener su origen en un problema orgánico, es decir, que el animal tenga una enfermedad, que sienta dolor y cuando se le acerca alguien gruñe porque lo que quiere es evitar ese dolor. «Está muy relacionado, por eso es tan importante que los equipos sean multidisciplinares», señala. En su caso, trabaja con la veterinaria Carmen Hernández.

Pero, ¿cómo se llega hasta el origen? «En una primera cita, que puede durar dos horas, hacemos un cuestionario para averiguar la mayor información y aquí ya se puede discernir lo que es un problema comportamental del orgánico».

Felinos
Estereotipos gatunos

«Es una falsa creencia que los gatos son más independientes», dice Zaida Gómez, de WildFare. La etóloga y primatóloga explica que los gatos sufren muchos problemas de estrés. «Una de las cosas que suele ocurrir es que en un hogar donde hay un gato, aparezca un segundo felino y con él los conflictos».

Asimismo, también tienen tendencia a padecer cistitis, que es la eliminación inadecuada a causa de la infección. «La cistitis provoca estrés y a la inversa». En este sentido, comenta que incluso se puede dar la situación de que ya no esté enfermo, pero relacione el dolor de hacer pipí con la arena y entonces busque un lugar alternativo. «No deja de ser un animal en cautividad que tiene sus necesidades y requiere que estén cubiertas».

Temas

  • mascotas
  • comportamiento canino
  • primatólogos
  • Tarragona
  • Takoda
  • Galgos112
  • gatos
  • etología

Comentarios

Lea También