Más de Sociedad

Hacia unos puertos más «amigables» y sostenibles

Reportaje. Anna Navarro y Nuri Bordas han desarrollado un innovador proyecto que ha sido seleccionado dentro de la primera convocatoria del programa estatal Ports 4.0

NÚRIA RIU

Whatsapp
Anna Navarro y Nuri Bordas trabajan en la Autoritat Portuària de Tarragona.  FOTO: Pere Ferré

Anna Navarro y Nuri Bordas trabajan en la Autoritat Portuària de Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Nuri Borda y Anna Navarro trabajan en la Dirección de Sistemes d’Informació de la Autoritat Portuària de Tarragona. Estas jóvenes acaban de desarrollar el proyecto World Friendly/Port, una iniciativa seleccionada dentro de la convocatoria Ports 4.0, impulsada por Puertos del Estado, y que aboga por una visión más «amigable» y sostenible de estas infraestructuras.

El objetivo del proyecto es ayudar a fomentar un nuevo sistema de puertos, que permita acercarse a los retos que establece la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030. En este sentido, se han establecido un modelo basado en tres ejes como son la sostenibilidad, la digitalización y la humanización. Y, a partir de ahí, quiere establecerse unos índices que sirvan de marco común para unificar criterios y analizar el desarrollo de cada uno de estos campos a una escala global. «La idea es definir un modelo por tal de ayudar a los puertos a ver cómo están en cada uno de estos ítems», indica Navarro.

Los indicadores ‘evaluarán’ de forma objetiva y estandarizada aspectos como la protección de los recursos naturales, el uso de energías renovables, la transformación digital para mejorar procesos o la calidad de vida de la comunidad portuaria y de la ciudadanía. A partir del análisis de estos aspectos, el modelo quiere ser una fuente de conocimiento, de forma que, «cuando los puertos afronten un proyecto ya tenga un nivel de éxito asegurado». Asimismo, creen que este sistema puede servir para crear sinergias y compartir conocimientos, de forma que pueda acelerarse su nivel de implantación. «Estamos en un sector en el que no es muy habitual el hecho de compartir información, por lo creemos que podría acelerar el nivel de cumplimiento», indica Bordas.

Procesar la información

No hay precedentes en este ámbito. Los índices existentes tan solo permiten cuantificar algunos de estos aspectos. Sin embargo, en este caso estamos hablando de ir un paso más allá y que a través de una página web pueda hacerse su difusión y comercialización, utilizando tecnología big data e inteligencia artificial, de forma que puedan analizarse y procesarse los grandes volúmenes de información que se generarán.

El hecho de haber sido seleccionadas dentro de este plan ha hecho que sus impulsoras hayan recibido una dotación económica de 15.000 euros para desarrollar el concepto. Ahora, disponen de un periodo de seis meses en los que trabajarán una prueba piloto con tres autoridades portuarias como son las de Algeciras, Valencia y Tarragona. «La idea es que en esta prueba de concepto que tenemos que hacer también podamos introducir algún puerto europeo y americano», indica Bordas. El objetivo es que puedan alcanzar una cifra de entre siete a diez puertos, que permita empezar con una solidez y definir este índice.

Bordas y Navarro afirman que «tenemos muy claro que no queremos que sea un índice que genere competiciones entre los puertos, sino que sirva para compartir información». Un aspecto que en un ámbito como el portuario tiene un plus de disruptivo.

Mujeres portuarias

La base del proyecto surgió dentro del programa Som-Inn Port, una iniciativa impulsada por la Autoritat Portuària de Tarragona que promueve la innovación en los procesos, servicios y modelos de negocio. En un primer momento, uno de los retos que propusieron fue el de acercar el puerto a las mujeres. Así surgió la idea Port Woman Friendly, cuyo principal objetivo era romper una barrera de género, que hace que a día de hoy las mujeres tan solo representen poco más del 20% de la plantilla de la Autoritat Portuària.

En su día a día, Bordas y Navarro se encargan de analizar problemas y detectar las posibles soluciones. Su trabajo es el de intermediarias, de forma que cuando quiere mejorarse un proceso o optimizar tiempo y gastos ejercen el papel de interlocutoras entre los diferentes actores. Sin embargo, en este proyecto han conseguido dar visibilidad al papel de las mujeres portuarias, emprendedoras y de las profesionales del sector tecnológico, unos campos en los que siempre han sido minoría.

El programa Ports 4.0 nació con el objetivo de incentivar los proyectos de innovación en el sector logístico portuario, con el objetivo de impulsar acciones en materia de sostenibilidad, seguridad y mejora de la eficiencia, entre otros aspectos. En esta primera convocatoria se presentaron un total de 160 propuestas, de las cuales un centenar superaron la fase de admisión y tan solo cinco correspondían a la categoría de intraemprendimiento, en la cual se inscribe el proyecto World Friendly/Port. Finalmente, junto con este proyecto diseñado desde el Port de Tarragona, tan solo fueron seleccionados dos proyectos ideados desde Barcelona, uno del Puerto de Algeciras y una cuarta propuesta del Puerto de Santander.

Temas

Comentarios

Lea También