Más de Sociedad

Sopas, también pueden ser frías

Recetas. Existe toda una variedad de cremas refrescantes que resultan perfectas para sobrellevar el calor e invitan a disfrutar de su sabor al estilo de un viaje culinario

BLANCA CASTELLVÍ

Whatsapp
Sopas o cremas frías son saludables y atractivas a primera vista. FOTO: G. I.

Sopas o cremas frías son saludables y atractivas a primera vista. FOTO: G. I.

En verano, con el calor, perdemos mucho el apetito. Los manjares que estamos acostumbrados a tomar durante el invierno son prácticamente incomestibles en esta estación del año por lo que debemos adaptar nuestra dieta. Las comidas más agradables terminan siendo aquellas mediante las cuales el frescor invade nuestro paladar y cuerpo, y cuanto menos densas sean, mejor.

Borsch frío: sopa de remolacha del este de Europa

l 3 remolachas l 1 zanahoria   l 1 tomate  l 2 tallos de apio l 1/2 pepino l 1 diente de ajo l 1/2 cebolla l 2 hojas de laurel l 1 chorro de aceito balsámico l sal, pimienta y aceite de oliva            

Hervir las remolachas y las zanahorias peladas y cortadas en una olla con uno de los tallos de apio, la cebolla, el laurel, sal y pimienta, hasta que la remolacha esté blanda. Retirar la olla del fuego y dejar reposar hasta que esté tibia. Pasar por la licuadora hasta que se convierta en una crema sin grumos. Agregar el tomate y el pepino crudo y pelado y el otro tallo de apio. Triturar hasta que esté lisa. Agregar el aceito, un chorrito de aceite y revolver. Rectificar sal y pimienta. Llevar a la heladera hasta la hora de servir. Servir bien frío. Decorar con un chorro de aceite de oliva y acompañar con picatostes. Receta de paulinacocina.

Es en este momento entra en juego la cuchara y las sopas o cremas frías. Hay muchas recetas y la inventiva puede ser también una muy buena opción para probar gustos originales. Las más comunes y conocidas son el gazpacho y el salmorejo. Incluso la vichyssoise también es bastante popular, aunque procede de Francia. Sin embargo, limitarse durante todo el verano a tomar estas típicas sopas frías puede ser aburrido para nuestro paladar. Una buena alternativa a esta monotonía es emprender un viaje gastronómico, sin la necesidad de salir de casa. Las siguientes recetas invitan a convivir con el calor estival y descubrir platos típicos de distintas partes del mundo.

Crema fría Tzatziki, típica de Grecia y Turquía

l 4 pepinos  l 2 yogures griegos l 1 diente de ajo l 1 limón l 1 manojo de hojas de menta  l aceite de oliva virgen extra l sal l aros de cebolleta   

Pelar los pepinos, retirarles las semillas y rallarlos. Exprimir el limón. Pelar el ajo, quitar el germen y picar. Lavar y trocear la menta. En un cuenco amplio, mezclar el pepino rallado con los yogures griegos. Añadir el ajo, el zumo de limón, las hojas de menta (reservar una parte), aceite y sal. Triturar y añadir agua fría hasta conseguir la textura deseada. Dejar enfriar en el frigorífico. Servir la crema bien fría y espolvorear con las hojas de menta reservadas y aros de cebolleta. 
Elección de micasarevista.

Además, en tiempo de vacaciones, son una buena opción para que los pequeños de la casa disfruten de una alimentación variada y saludable. Es muy interesante, pues, que los hijos o nietos nos ayuden a preparar la comida del día, compuesta principalmente por frutas y verduras. De esta forma vamos a conseguir que no tengan tanto miedo a probar platos desconocidos.

Hiyajiru: una sopa fría con origen asiático en Japón

l 1 jurel partido a la mitad l 1 tofu firme l 2 cucharadas de semillas de ajonjolí l 2 cucharadas de miso blanco l 1/2 pepino l 5 hojas de shiso l 1 cebolla cambray grande l 1 cucharada sopera de jengibre rallado  l 400 ml. de agua helada  l 1/2 cucharada de dashi en polvo

Pasar por la plancha con aceite el jurel hasta sellarlo. Quitarle piel y espinas. Tostar las semillas de ajonjolí y aplastarlas. Tostar un minuto en una cuchara de madera cubierta con papel aluminio el miso blanco e incorporar a las semillas molidas. Diluir con agua caliente el dashi y añadirlo a la mezcla. Verter y mezclar con el agua helada. Agregar el pepino en rodajas, el tofu cortado en cubos, la cebolla cambray picada, las hojas de shiso y el jengibre. 
Extraído de asiastage.

Así, hay una gran cantidad de blogs donde encontrar más recetas saludables y atractivas a la vista. Todas ellas brindan la oportunidad de gozar de un verano sin tener que pasar por el malestar de sentarse a la mesa delante de un plato que no les apetece por su densidad y tener que comérselo por obligación.

Temas

Comentarios

Lea También