Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Música, un estímulo para correr más y mejor

Estudio. La Universidad de Alicante y la URV concluyen que escuchar canciones a un ritmo concreto previene lesiones

| Actualizado a 21 mayo 2022 11:49
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

«El estudio surge a raíz de la propuesta del profesor Sergio Sellés de la Universidad de Alicante, quien había observado que el ritmo de zancada de los corredores aficionados no es el óptimo –que se calcula a partir de unas medidas antropométricas como la longitud desde la cadera al suelo, la longitud de la pierna, el peso, el Índice de Masa Corporal, etc.–, sino que es el preferido, es decir con el que ellos y ellas se sienten más cómodos», describe el profesor asociado de Bioestadística del Departamento de Enfermería de la URV, José Fernández, quien integra el equipo investigador junto a Sergio Sellés, Lara Eza, Roberto Cejuela y Miguel Martínez Moreno, todos ellos de la Universidad de Alicante.

«El ritmo óptimo en la frecuencia de zancada mejora el rendimiento y previene lesiones»

José Fernández, Universitat Rovira i Virgili

Ante esta evidencia, sigue explicando José Fernández, «nos preguntamos cómo afectaría al ritmo de la zancada si consiguiésemos adaptar una canción a un mismo ritmo con el que sincronizar la frecuencia».

El estudio

Para ello, trabajaron con una muestra de corredores aficionados a los que se midieron los entrenamientos divididos en dos grupos, uno que corría con música creada según el ritmo de carrera al que se pretendía llegar (grupo experimental) y un segundo que se monitorizó sin utilización de música durante la carrera (grupo de control). Ambos grupos estaban formados por mujeres y hombres de forma equilibrada.

Las medidas se realizaron en tres sesiones durante períodos separados por 15 días a 20 corredores (11 hombres, 9 mujeres) que no habían sufrido lesiones recientes y que cumplían unos parámetros personales y deportivos mínimos, como ser mayor de edad, ser corredores y corredoras en activo y correr más de 15 kilómetros por semana.

«A cada uno de los participantes se le preguntó por sus gustos musicales que fueron los que utilizamos para trabajar y determinar los ritmos de la música que escucharían durante los entrenamientos», detalla Sergio Sellés, quien cita como ejemplo las clases dirigidas de spinning, «en las que se pedalea siguiendo el ritmo y la cadencia de la música».

Así, después de efectuar las monitorizaciones de las sesiones de carrera de los participantes en el estudio, el equipo investigador concluye que se ha demostrado que hubo «una mejora en la frecuencia de zancada en el grupo que empleó la retroalimentación musical durante las sesiones de carrera continua» y añade que debido al aumento de la frecuencia de zancada «se puede reducir el riesgo de lesiones, ya que las fuerzas de resistencia se reducen y, entre otros aspectos, se mejora la estabilización de las caderas durante la carrera y se reduce el choque de la tibia», explica el investigador Roberto Cejuela.

«En los corredores aficionados el ritmo de zancada es de una cadencia baja, por lo que el impacto articular es mayor»

Sergio Sellés, Universidad de Alicante

Sobre este aspecto, Sergio Sellés detalla que «por lo general, el ritmo de zancada en los corredores aficionados es de una cadencia baja, por lo que el impacto articular, en rodillas y parte baja de la espalda, es mayor». Así, sigue explicando, «hemos demostrado que aumentando en torno a un 10% la frecuencia de zancada se reducen estos impactos, por lo que, al mismo tiempo, el riesgo de lesión es menor».

En esta misma línea, según el investigador, «incrementar la frecuencia de zancada no necesariamente significa correr más rápido, sino que conlleva dar más pasos por minuto, por lo que se consigue reducir el impacto articular». «Si das más pasos por minuto, la fuerza se reparte y las articulaciones sufren menos, además de reducir lo que se conoce como oscilación vertical, que es correr dando saltos hacia arriba», afirma Sergio Sellés.

En conjunto, «la investigación ha demostrado que los beneficios de escuchar música durante la carrera también conllevan una mejora del patrón de técnica», a lo que José Fernández añade que «el ritmo óptimo en la frecuencia de zancada, además de mejorar el rendimiento, previene muchas lesiones y otras enfermedades a consecuencia de una carrera defectuosa».

Comentarios
Multimedia Diari