Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

16 altos cargos municipales cobran más que Ricomà

Gerentes de empresas y funcionarios de habilitación estatal perciben unos ingresos superiores a los 79.000 euros que cobra Pau Ricomà entre el Ayuntamiento y la Diputació

Octavi Saumell

Whatsapp
Actualmente, el Consistorio tiene cuatro empleados que cobran más de 100.000 euros. FOTO: PERE FERRÉ

Actualmente, el Consistorio tiene cuatro empleados que cobran más de 100.000 euros. FOTO: PERE FERRÉ

El Ayuntamiento de Tarragona tiene en estos momentos –como mínimo– 16 cargos municipales que cobran más que el alcalde, Pau Ricomà (ERC). Así se descubre en las tablas salariales de la corporación local en las que se evidencia que, a fecha de hoy, estos empleados del Consistorio perciben más de los 79.000 euros que el máximo responsable político de la Plaça de la Font ingresa entre el Consistorio y la Diputació. En concreto, según se aprobó en el primer pleno de este mandato celebrado el pasado 15 de junio, el alcalde republicano tiene una retribución anual de 71.000 euros por su dedicación en exclusiva a la corporación local. A esta cantidad debe sumarse los 8.000 euros que, como máximo, Ricomà percibirá por su presencia por asistencias en el organismo provincial.

Cuatro ‘cienmileuristas’

En las tablas salariales del Ayuntamiento se observa que, sin tener en cuenta los trienios ni los pluses, hay 16 trabajadores con un sueldo superior a los 80.000 euros, de los cuales cuatro superan los 100.000.

De largo, el actual gerente de la empresa que gestiona el Mercat Central, los mercados municipales y las ferias –Espimsa–, Isidre Prunor, es el empleado mejor pagado de la administración municipal, con un sueldo que llega hasta los 140.000 euros anuales. Este alto cargo, que lleva más de un cuarto de siglo ejerciendo esta responsabilidad, dejará el puesto antes de final de año, una vez se haya adjudicado la plaza que ahora está en concurso.

Isidre Prunor cobrará 68.000 euros por su despido, mientras que su sucesor tendrá una retribución que no será ni el 50% de su nómina: 65.000 euros anuales.

El segundo trabajador mejor pagado es el secretario general, Joan Anton Font, quien por su cargo cuenta con una habilitación estatal. El máximo responsable jurídico del Consistorio tiene unos ingresos de 123.000 euros anuales. Esta cantidad está por encima de la que ostenta el interventor general, José Fernando Chicano, quien percibe 106.000 euros, mientras que la tesorera General –Iolanda Guimerà– es la otra cienmileurista, con 104.000 euros al año.

Cuatro de la Guàrdia Urbana

La quinta persona con una mayor nómina es la vicesecretaria general, Núria Pallarès, quien junto al viceinterventor general –Javier Requejo– llega hasta los 96.700 euros. También está en la parte alta la Oficial Major –Irene Elena Torralba– con 93.500 euros, una cifra ligeramente superior a los 93.400 que percibe el gerente de la Agrupació d’Interès Econòmic (AIE), Jordi Dies. En concreto, según se descubre en el portal municipal de transparencia, se observa que Dies cobró el año pasado 74.508 euros del Servei Municipal de l’Habitatge, otros 10.925 de la Empresa de Desenvolupament Econòmic y 8.012 más del ente que engloba las compañías que son 100% titularidad del Ayuntamiento de Tarragona: EMT, Mitjans, Palau de Congressos, Smhausa y Aparcaments Municipals.

En la estructura satélite del Ayuntamiento también cuenta con un buen sueldo el gerente del Patronat de Turisme, Ángel Arenas, quien percibe 85.000 euros anuales. Finalmente, cabe destacar que el Cap de la Guàrdia Urbana y otros tres Intendents Majors de la Policía Local perciben más de 80.000 euros anuales.

Temas

Comentarios

Lea También