Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Absuelto un hombre que se enfrentaba a 10 años de prisión por violación

El acusado se negó a contestar a la acusación y la víctima tampoco declaró en el juicio

Àngel Juanpere

Whatsapp
Entrada a la Audiencia de Tarragona. Foto: ACN

Entrada a la Audiencia de Tarragona. Foto: ACN

Un hombre que se enfrentaba a diez años de prisión acusado de haber violado a su esposa –además de tenerle que pagar 60.000 euros en concepto de indemnización– ha sido finalmente absuelto por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona. Los magistrados consideran que no hay ninguna prueba ni testigos de los hechos relatados inicialmente por la víctima.

El acusado y la denunciante, el 5 de mayo de 2014, se encontraban unidos por vínculo matrimonial. No ha resultado acreditado en el juicio que el 5 de mayo de 2014 el procesado forzara a la víctima a mantener relaciones sexuales contra su voluntad.

La Sala no pudo contar con el testimonio de la principal testigo de los hechos, la denunciante, quien se acogió a su derecho a no declarar. Ésta recordó que en España obtuvo el divorcio y que actualmente está en trámites en Rumanía.

Por su parte, el acusado también se acogió a su derecho de no contestar en el juicio a ninguna otra cuestión más que las formuladas por su abogado, negando en todo momento haber forzado a su esposa a mantener relaciones sexuales.

Uno de los mossos d’esquadra que se personaron en el lugar de los hechos tras recibirse la llamada de la víctima encontró a la mujer escondida en la montaña. Durante todo el rato decía incoherencias, por lo que solicitaron la presencia de una ambulancia. El agente relató no haber presenciado en la mujer señal o signo alguno de violencia y dijo que llevaba bien su ropa. Otro mosso aseguró que la mujer fue hallada a unos 30 metros de la casa, por lo que fue trasladada al Institut Pere Mata. Por su parte, el padre de la denunciante declaró que su hija tuvo un problema con el acusado y salió de casa, escondiéndose entre unos arbustos en la montaña.

Según los magistrados de la Audiencia Provincial, los testigos no incorporaron datos o información concreta acerca de la presunta agresión sexual. Si bien aportaron datos sobre el miedo que sentía la mujer hacia su marido, dichas informaciones «no son suficientes para reconstruir los hechos objeto de acusación».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También