Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona ENTREVISTA

Agnès Russiñol: "El derecho a tener familia es del niño"

Russiñol es doctora del Institut Català de l’Acolliment i l’Adopció. La responsable de la Generalitat defiende la necesidad de fomentar la cultura de la acogida en Catalunya

Xavier Fernández

Whatsapp
Agnès Russiñol dirige el Institut Català de l’Acolliment i l’Adopció.  FOTO: Selene Pernas/ACN

Agnès Russiñol dirige el Institut Català de l’Acolliment i l’Adopció. FOTO: Selene Pernas/ACN

Las cifras de acogida mejoran, pero aún queda mucho camino por recorrer. 
En 2016 diseñamos un plan estratégico para fomentar la cultura de la acogida porque es una medida de protección desconocida para casi la mitad de la población y aún es menor el porcentaje de familias que estarían dispuestas a acoger niños o niñas.

¿Qué se puede hacer? 
Tenemos un contacto permanente con veinte Ayuntamientos de Catalunya con los que colaboramos. Y pretendemos no parar de organizar actos para fomentar esa cultura de la acogida.

¿Por qué cree que las familias son reticentes a acoger?
La acogida es una medida de protección. Se trata de menores tutelados que han sido separados de su familia de manera temporal, a diferencia de la adopción, que es definitiva. Se trabaja para que los niños puedan volver con su familia de origen. Hay el elemento de la incertidumbre. 

Hay familias que prefieren no acoger porque se pueden encariñar con los niños y luego los ‘pierden’ porque tienen que dejar que vuelvan con la familia biológica. 
El derecho a tener una familia es del niño. No existe el derecho a ser padre o madre. La acogida es una labor social de acompañamiento a un niño el tiempo que lo necesite. Pero es cierto que  hay ese temor y es uno de los temas que más se trabaja con las posibles familias de acogida. 

¿Cómo lo trabajan?
Impartimos charlas informativas a las familias que se ofrecen y luego explicamos al detalle cómo funciona. No todas las familias pueden acoger.

Debe ser dura esa pérdida.
Las familias acogedoras quieren a los niños de acogida, por supuesto, y pasan un duelo si acaba la acogida. No podemos obviar ese factor humano. Las familias de acogida deben tener la capacidad de superar ese duelo.

Y la capacidad de ayudar al niño o niña acogido.
Son niños que han sufrido la ruptura del vínculo familiar y las familias deben poder ayudarles a reparar su historia.

¿Cuál es el perfil de los niños en acogida?
Hay perfiles diversos, pero siempre son situaciones en las que los niños requieren protección y no pueden vivir con sus padres. Hay desde bebés hasta chicos y chicas de hasta 17 años. 

¿Una acogida puede llegar a convertirse en adopción?
Siempre dejamos claro que la acogida no es un camino corto a la adopción. Puede haber algún caso, pero son muy pocos. 

¿Y el perfil de las familias?
También es muy heterogéneo. De hecho eso nos dificulta las campañas de promoción porque no te puedes dirigir a familias de una determinada franja de edad. Pero en general suelen tener a partir de 40 ó 45 años. Hay familias con hijos y otras no. También pueden acoger una persona sola o parejas homosexuales. 

Temas

Comentarios

Lea También