Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Agredida por recriminar a su pareja que envíe mensajes a otra mujer

La víctima denunció puñetazos en la cara, ojo y cabeza. El supuesto autor fue detenido en casa de una vecina del bloque
 

Àngel Juanpere

Whatsapp
Agredida por recriminar a su pareja que envíe mensajes a otra mujer

Agredida por recriminar a su pareja que envíe mensajes a otra mujer

Una discusión de pareja motivada porque el hombre estaba enviando de madrugada mensajes a otra mujer acabó presuntamente con la agresión a su compañera, que se marchó del domicilio que comparten para pedir auxilio. Finalmente, la Guàrdia Urbana detuvo al presunto agresor en el domicilio de una vecina. Se trata de un ciudadano holandés de 29 años de edad y vecino de la Part Baixa. 

Sobre las diez y media de la mañana del pasado miércoles, una patrulla de la Guàrdia Urbana se encontraba de servicio en el barrio del Serrallo. En el cruce de las calles Pere Martell con Sant Pere se le acercó una mujer, que estaba llorando y muy alterada. 

La mujer explicó a los agentes que estaba durmiendo y que se despertó. En este momento descubrió que su pareja enviaba mensajes a otra mujer con el teléfono móvil que comparten. A partir de ahí se inició una discusión entre ambos. Ella aseguró que cuando estaba sentada en la cama fue agredida por su compañero, primero con un puñetazo en la cara, después en el ojo y finalmente recibió una patada en la cabeza.

Huida de casa
La víctima se marchó de casa porque estaba asustada, momento en que encontró a los policías. Les dijo que las agresiones por parte de su pareja son habituales, por lo que manifestó su temor a volver a su domicilio. La mujer presentaba signos compatibles con haber sufrido malos tratos.

Otra patrulla acudió al domicilio de la pareja, pero nadie abrió la puerta. La mujer dijo que quizás podría estar en el piso de una vecina. Los agentes llamaron a la puerta del mismo, abrió una mujer y dijo que el hombre estaba dentro. 

Los guardias procedieron a la detención del sospechoso acusado de un delito de malos tratos en el ámbito doméstico, siendo trasladado al Hospital de Sant Pau i Santa Tecla para un reconocimiento médico. Una patrulla trasladó a la mujer a dicho centro hospitalario para curarle las heridas. Posteriormente acudió a las dependencias policiales para presentar denuncia. 

Temas

Comentarios

Lea También