Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alcaldes y sociedad civil piden diálogo, estabilidad y reformas a Pedro Sánchez

El sector económico reivindica inversiones y los sindicatos exigen la derogación de la legislación laboral de 2012

Octavi Saumell

Whatsapp

Diálogo institucional con Catalunya, estabilidad económica y reformas legislativas. Esta es, en lineas generales, la carta a los reyes que alcaldes y representantes de la sociedad civil de la demarcación de Tarragona piden al nuevo presidente del Gobierno Central, Pedro Sánchez (PSOE), que hoy –a partir de las once de la mañana– tomará posesión.   

Entre los representantes de las administraciones locales, Josep Fèlix Ballesteros (PSC) –de Tarragona– considera que el líder socialista puede ser «el principio de la posible solución» al conflicto político entre Catalunya y España. Ballesteros valora la oferta de diálogo «sin condiciones» que ha hecho Sánchez al ejecutivo catalán y agradece «el acto de confianza» hecho por ERC y el PDeCAT para tumbar Mariano Rajoy (PP).

Desde la capital de la provincia, la portavoz del equipo de gobierno, Begoña Floria (PSC), pide a Sánchez que «apueste por los Juegos del Mediterráneo, resuelva la situación ferroviaria y desarrolle la Ley de Igualdad». Asimismo, Floria confía en los 1,5 millones para el proyecto del antiguo edificio del Banco de España «y la ayuda a las vivienda de protección pública para todos los municipios». En la misma linea se

expresa el alcalde de Reus, Carles Pellicer (PDeCAT), quien reivindica «reprogramar y ejecutar la construcción de la estación intermodal», así como que el Estado «asuma el proyecto de la estación de Bellisens» y aplicar «el compromiso territorial en infraestructuras» acordado con Tarragona.

Asimismo, en clave nacional, el líder de la capital del Baix Camp pide «recuperar el diálogo con Catalunya» y «reconsiderar el posicionamiento de la Fiscalía General del Estado en su persecución a ayuntamientos y alcaldes» por el referéndum del 1 de octubre. En este sentido, Albert Batet (PDeCAT) –desde Valls– exige a Sánchez que «respete la democracia y la soberanía del pueblo catalán», así como «el reconocimiento del President legítimo de Catalunya: Carles Puigdemont».  

Desde Salou, Pere Granados tiene claro que desea «éxitos» al nuevo ejecutivo, y tiene claros los cuatro ítems que reivindica: «Ejecución de las obras del Camí de Ronda; la construcción de la nueva estación Salou-Port Aventura; la ejecución de la conexión ferroviaria con el eje central del Corredor del Mediterráneo; y el desmantelamiento de las vías del centro de la ciudad». 

Meritxell Roigé (PDeCAT) –de Tortosa– quiere que el Estado que «actúe para hacer posible el tercer puente de la ciudad», así como que apueste «por invertir en el patrimonio histórico y el caudal ecológico del Ebre». 

Finalmente, Martí Carnicer (PSC) –de El Vendrell– pide «soluciones para la N-340 y el desdoblamiento de la A-7», así como «pantallas acústicas para reducir el impacto del paso de los trenes». También reclama «una solución para la pérdida de arena en las playas» y «un cambio de modelo en la financiación municipal». 

«Mejores pensiones»

Desde el sector privado se pide al nuevo gabinete estatal estabilidad, sentido de estado y apuesta por las inversiones pendientes. En esta linea, la presidenta de la Cambra de Comerç de Tarragona, Laura Roigé, reivindica que se acelere en obras como «la A-27 y el Corredor del Mediterráneo», ya que las considera como «una prioridad ineludible».

Josep Lluís Aymat, de la Federació de l’Auto Transport de Tarragona, apoya esta visión, y reitera la petición para que «el Ministerio de Fomento sea liderado por una persona catalana» que «esté informada de los proyectos que se han eternizado». 

El presidente de la cámara de comercio de Reus, Issac Sanromà, lamenta que el escenario «es inquietante y complejo», un hecho que provoca «incertidumbre». Por ello, pide a Sánchez «responsabilidad y dejar atrás el tacticismo político».

Esta reclamación es apoyada por el presidente de la Associació de Càmpings de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre, Joan Antón, quien reivindica un «Corredor del Mediterráneo por el interior, la A-27 hasta Montblanc, la gratuidad de la AP-2 y la AP-7 y un pacto de Estado en materia de Cultura y Educación».  

La carta del secretario general de la UGT en Tarragona, Joan Llort, es más extensa. «Debe derogarse la reforma laboral, que ha degradado las condiciones económicas y laborales de los trabajadores» indica el líder sindical, quien también pide dejar sin efecto la «Ley Mordaza» y apostar por una revalorización del sistema de pensiones. 

Por su parte, la nueva rectora de la URV, María José Figueras, demanda a Sánchez que «sea el presidente de todos» y que «respete los principios democráticos de la libertad de expresión».

Asimismo, Figueras considera importante también que «proponga mecanismos para mejorar la transparencia» y que sus ministros «muestren sus currículums completos y su declaración de bienes».  

Finalmente, el presidente de la Cambra de la Propietat Urbana de Tarragona, Agustín Pujol, pide al político socialista apostar por «la vivienda social», así como que entre en vigor la recientemente aprobada «Ley anti okupa». Desde Societat Civil Catalana, Jaime Climent –su presidente en Tarragona–, exige que Sánchez «defienda la Constitución y trabaje para que vuelvan las empresas que se han ido».  

Comentarios

Lea También