Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros gana en todos los distritos de TGN

Por primera vez, el PSCes la fuerza más votada en toda la ciudad, también en Llevant, que en 2011 fue feudo de CiU
Whatsapp
Ballesteros, saludando un ciudadano este lunes. Foto: Lluís Milián

Ballesteros, saludando un ciudadano este lunes. Foto: Lluís Milián

Los resultados por barrios de la ciudad de Tarragona arrojan un dato contradictorio: por primera vez desde su acceso a la alcaldía en 2007, Josep Fèlix Ballesteros ha sido el candidato más votado en los 11 distritos de la ciudad. Ni en 2007, cuando obtuvo 13 concejales, ni tampoco en 2011, cuando obtuvo 12, había sido el vencedor unánime. Esta vez, pese a obtener el peor resultado global (9 concejales), Ballesteros sí ha sido el preferido en todos los distritos. Es contradictorio, además, porque pese a esa victoria parcial en todas las zonas, en todas ellas el PSCha bajado en número de votos. En ninguno ha mejorado sus registros.

Ballesteros ha ganado incluso en las urbanizaciones de Llevant, el único distrito que se le resistió en los anteriores comicios –en aquella ocasión se mantuvieron como feudo convergente–. Esta vez, con 1.091 votos, el alcalde ha sido el preferido en la zona. Con el añadido de que la segunda fuerza ha sido Ciudadanos. CiUha sido la tercera fuerza en el único barrio en el que había conseguido ganar en 2011. Sintomático del batacazo sufrido por la lista que encabezaba Albert Abelló.

 

CiU, 5ª fuerza en dos barrios

Más aún:no sólo no ha ganado Convergència i Unió en ni un solo barrio. Es que, de hecho, sólo en uno de ellos (el Eixample) se ha mantenido como segunda fuerza. La federación ha tenido que sufrir dolorosos golpes como la caída desde la segunda hasta la quinta plaza en la Part Alta o en el Eixample Sud. Descalabro convergente también en Sant Pere i Sant Pau, donde pasa de ser la tercera fuerza a ser la sexta;o en Bonavista, donde en 2011 fue también la tercera fuerza más votada y ahora ha sido la séptima.

Del mismo modo que sus resultados brillaron a nivel global de toda la ciudad, también barrio a barrio llaman la atención las explosiones en positivo de Ciutadans, Esquerra y CUP. La lista de Rubén Viñuales ha sido la segunda con más apoyos en todos los barrios de Ponent sin excepción, también en Llevant, y se ha alzado con el tercer puesto en núcleos del centro como los Barris Marítims o el Eixample Nord. En muchos casos, la formación ha multiplicado por 10 o incluso más el número de votos obtenidos en las municipales de 2011.

En cuanto a Esquerra, regresa con fuerza al Saló de Plens, como segunda fuerza en barrios tan poblados como los Eixamples Nord y Sud (el primero y tercer distritos con más votos emitidos en estas elecciones) y también los Barris Marítims.

 

La CUP triunfa en la Part Alta

La CUP, por su parte, ha pasado de prácticamente insignificante hace cuatro años a ser la segunda fuerza, por ejemplo, en la Part Alta. En todos los distritos, la lista de Laia Estrada como mínimo duplica sus registros de entonces. Mención aparte merece la regularidad de ICV, que en todos los barrios se mueve entre la quinta y la séptima plaza (excepción hecha de Bonavista, donde es cuarta), con cifras de votos sin exabruptos, muy similares a las de hace cuatro años y, de hecho, globalmente algo por encima.

 

 

 

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También