Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Así lo planteará este miércoles al resto de partidos

Ballesteros quiere dejar el pleno del día 28 para después del referéndum

El gobierno quiere seguir los pasos del Parlament y anular la actividad política durante la campaña del 1 de octubre

Diari de Tarragona

Whatsapp
El alcalde, junto a los representantes de la oposición en una imagen de archivo

El alcalde, junto a los representantes de la oposición en una imagen de archivo

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), planteará hoy a los partidos de la oposición suspender el pleno municipal previsto para el próximo jueves día 28 de septiembre para dejarlo para después de la celebración del referéndum del 1 de octubre. Según ha podido saber el Diari, el máximo representante municipal lo propondrá en la Junta de Portaveus que se iniciará esta mañana a partir de las 10.30 horas

En el orden del día de la sesión prevista para esta mañana se especifica que una de las cuestiones que se tratará será «modificar las fechas de las sesiones ordinarias del Consell Plenari de los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2017». Fuentes municipales indican que retrasar la sesión del órgano municipal «sería lo más lógico, teniendo en cuenta que el Parlament también ha cesado su actividad hasta después del 1 de octubre».

Josep Maria Prats (Units): "Sería bueno para no aumentar la crispación política"

Asimismo, también se critica que «la Generalitat haya pasado la pelota a los consistorios con la petición de la cesión de locales», un extremo que el gobierno de la Plaça de la Font ha rechazado. Las fuentes consultadas descartan que el motivo de la decisión sea a raíz de los gritos de volem votar! que el alcalde Ballesteros ha recibido en los principales actos de Santa Tecla, como son la Crida o la Diada del Primer diumenge de festes. 

Pau Ricomà (ERC): "Demuestra que el 1-O es un proceso democrático normal"

Con la más que posible suspensión se dará la circunstancia de que el Ayuntamiento habrá estado dos meses sin convocar el pleno municipal, ya que en agosto no se organizó ninguno y el último que se celebró fue el 20 de julio. La iniciativa de Ballesteros es apoyada por parte de Units per Avançar. Su edil, Josep Maria Prats, considera que suspender la sesión «sería bueno para no incrementar la crispación politica». 

Dos mociones en vilo
Por su parte, ERC tenía previsto presentar en el pleno del día 28 una moción en la que denuncia la «represión judicial» que se está viviendo a lo largo de los últimos días y reivindica «las libertades democráticas y los derechos humanos». Su portavoz, Pau Ricomà, indica «no tener comunicación oficial», si bien destaca que «la suspensión del pleno es el reconocimiento de que el 1 de octubre votaremos y que estamos ante un proceso democrático normal». 

Rubén Viñuales (C's): "En este tema estamos con el alcalde"

Otra formación que tenía una propuesta sobre el 1 de octubre era Ciutadans, que se centraba en «la defensa de los funcionarios y trabajadores públicos municipales». Su líder, Rubén Viñuales, cree que «lo mejor es suspender el pleno. En este tema el alcalde Ballesteros tiene todo nuestro apoyo, ya que en el Saló de Plens deben tratarse temas municipales». Arga Sentís (ICV) también apuesta por dejar para después del 1 de octubre la sesión porque «es lo que se hace durante las campañas».  

Finalmente, PDeCAT y CUP critican la propuesta. El soberanista Albert Abelló se pregunta «¿de qué tiene miedo el alcalde Ballesteros?» mientras que la cupaire Laia Estrada cree que la decisión de Ballesteros «es una muestra de cobardía para evitar dar la cara». 

Temas

Comentarios

Lea También