Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bonavista, en pie de guerra por el cambio de sentido de circulación en algunas calles

Los vecinos pararon los trabajos en la calle Tres y desde el Ayuntamiento en funciones aseguran que no se tomará ninguna decisión hasta que todo el barrio esté de acuerdo

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los vecinos de la calle Tres están dispuestos a movilizarse si no se descarta el cambio de dirección. FOTO: pere ferré

Los vecinos de la calle Tres están dispuestos a movilizarse si no se descarta el cambio de dirección. FOTO: pere ferré

Bonavista está revuelta. El Ayuntamiento ha cambiado la dirección de algunas de las calles del barrio con el objetivo de mejorar la movilidad en la zona. Los motivos que han llevado al consistorio a modificar el sentido de las vías son dos: facilitar las evacuaciones del mercadillo y facilitar también la circulación de los autobuses articulados de la Empresa Municipal de Transports (EMT). Se trata de las calles Set, Vuit y Vint-i-sis. En la calle Tres, los operarios empezaron también los trabajos, pero se encontraron con la oposición frontal de los vecinos, quienes exigen al consistorio que se restablezca la circulación habitual. Por el momento, la portavoz del gobierno municipal en funciones, Begoña Floria, calma los ánimos y asegura, a través de un vídeo difundido el pasado martes, que no se tomará ninguna decisión hasta que todos los vecinos estén de acuerdo.  

«Sería mejor que el autobús pasara por la calle Dos. Solo es necesario asfaltar la curva»
Àlex Forcadell
Vecino

«El pasado martes, día 21 de mayo, nos levantamos por la mañana y nos encontramos con que no podíamos aparcar en nuestra calle. Los operarios empezaban a pintar. Nos dijeron que iban a cambiar la dirección de la calle para facilitar el paso del autobús articulado en el nuevo recorrido», explica Àlex Forcadell, vecino de la calle Tres, quien añade que «enseguida llamamos al Ayuntamiento para que parasen máquinas. Nadie nos había informado de nada». Los vecinos consiguieron paralizar, por el momento, la medida prevista por el Ayuntamiento. «Sería mejor que el autobús pasara por la calle Dos. Solo sería necesario que asfaltasen unos dos metros la curva que hay. El vehículo pasaría sin problema y no sería necesario modificar el sentido de nuestra calle. Además, hace años que venimos reivindicando que se arregle esa zona, que se ha convertido en un punto negro», asegura Forcadell, quien añade que «no vemos la complicación. En los años 80 había un bus articulado que pasaba por la calle Quatre, que es muy empinada, y no pasaba nada». 

«Cambiar la dirección de la calle Tres supondrá que habrá tres calles seguidas de subida»
Mercedes Barbero
Vecina

Los vecinos de la zona se oponen al cambio de dirección de la calle Tres porque supondría que tres avenidas seguidas serían de subida. «Entonces, nos veremos obligados a dar una vuelta enorme hasta la calle Cinc para poder llegar a nuestras casas», explica Mercedes Barbero, vecina de la zona, quien añade que «esto es lo que está pasando actualmente en las calles Set y Vuit». 

«Se empezaron a pintar las calles por una decisión mal tomada que ni yo ni el alcalde autorizamos»
Begoña Floria
Portavoz municipal

El aparcamiento es otra de las preocupaciones. «Sabemos que, además, tienen previsto quitarnos una hilera de aparcamientos, tal como han hecho en la calle Vint-i-sis. No sé dónde se piensan que tenemos que dejar los coches», explica Barbero. Actualmente, los vecinos aparcan en un descampado que pertenece a La Canonja.

El objetivo es mejorar la salida del mercadillo y facilitar el paso de los autobuses articulados

Hace aproximadamente un mes, ya se cambió el sentido de otras calles. «Al principio la gente no se quejó, pero cuando llegaron a nuestra calle vimos claro que teníamos que hacer alguna cosa. Menos mal que lo paralizamos», comenta Forcadell, quien añade que el cambio de sentido en la calle Set y Vuit complica la llegada de las ambulancias y vehículos al centro de atención primaria (CAP), ubicado en la calle Set de Bonavista.

Nadie les avisó
Lo peor de todo, para los vecinos, es que nadie les avisó de los cambios previstos. «Desde el Ayuntamiento nos dijeron que ya se había informado a la Asociación de Vecinos de Bonavista. Pero a nosotros no nos dijeron nada. Está claro que la entidad no nos representa para nada», asegura un vecino. Por su parte, la presidenta de la asociación, Loli Gutiérrez, prefirió ayer no hacer ningún tipo de declaración al Diari respecto a estas medidas, pero aseguró que «trabajamos por y para el barrio y por eso hemos convocado una reunión con todo el barrio. Pasado el encuentro, podremos empezar a hablar». 

Pancartas reivindicativas en la calle Tres 
En la entrada de la calle Tres hay dos pancartas gigantes con los lemas «Bonavista no se toca» y «Bonavista es de sus vecinos».

El pasado martes, los vecinos alertaron de la problemática a través de las redes sociales. Fue entonces cuando la portavoz del gobierno municipal en funciones, Begoña Floria, grabó un vídeo con un mensaje para todos los vecinos. «Es verdad que analizamos el cambio de líneas para mejorar el servicio público de los autobuses articulados. Pero no se tomará la decisión hasta que todos los vecinos estén de acuerdo», explicaba Floria, quien añadía que «es cierto también que se han empezado a pintar las calles, debido a una decisión técnica mal tomada sin ninguna instrucción, ni por parte mía ni del alcalde».

El próximo viernes día 31 de mayo, a partir de las siete de la tarde, en el centro cívico de Bonavista se celebrará una reunión entre los técnicos de la Empresa Municipal de Transports (EMT) y los vecinos para decidir qué medidas tomar con el objetivo de facilitar el paso del autobús articulado. Por el momento, los vecinos aseguran que no descartan llevar a cabo movilizaciones en caso de que el Ayuntamiento siga con su intención de cambiar la dirección de algunas calles.

Temas

Comentarios

Lea También