Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CatSalut prevé reducir a la mitad los vehículos de transporte no urgente

En la convocatoria de 2006 se destinaron 51 ambulancias al servicio en el Camp de Tarragona, en el actual sólo se contemplan 20
Whatsapp
Un vehículo de transporte sanitario no urgente después de trasladar a un paciente al Joan XXIII. Foto: Lluís Milián

Un vehículo de transporte sanitario no urgente después de trasladar a un paciente al Joan XXIII. Foto: Lluís Milián

El concurso que inició el año pasado el Servei Català de la Salut para elegir las empresas que gestionarán el transporte sanitario en Catalunya (y que está virtualmente decidido) podría venir cargado de desagradables sorpresas para el Camp de Tarragona. Así lo denuncian los sindicatos del sector basados en un dato: en el último concurso, el que se celebró en 2006, se destinaron 51 vehículos para cubrir el servicio del transporte sanitario no urgente (TSNU) en la región. En el concurso actual bastaba con que las empresas solicitantes ofrecieran 20 ambulancias para cubrir la misma zona.

Eso sí, de aquel concurso a la situación actual hay un trecho «después de los recortes de estos últimos años, de los 51 vehículos publicitados por el CatSalut , quedan 29 operativos trabajando a diario», reclama Ramón Vilella, responsable de transporte sanitario de la UGT.

Los 20 vehículos que exige el CatSalut en el nuevo concurso implican, a priori, un nuevo recorte, aunque se trata de un mínimo que las empresas concursantes podrían mejorar. El dato concreto se sabrá cuando termine el proceso, aproximadamente, dentro de un mes, y se haga pública la oferta ganadora.

El recorte se concentra, aclara Vilella, en el transporte no urgente, Se verían afectados, por ejemplo, los traslados de pacientes que deben acudir a un centro sanitario para pruebas diagnósticas o recibir tratamientos como diálisis o rehabilitación, entre otros. En el caso del transporte urgente, el que atiende las emergencias, las previsiones son similares a las del concurso anterior.

Fuentes de Salut explican que el departamento no hará ninguna valoración del concurso hasta que no se haya resuelto, aunque aseguran que se garantizará la respuesta y el servicio. Inciden, además, en que en el nuevo concurso también se apuesta por Vehículos de Intervención Rápida, VIR, turismos en los que viajan un médico y un técnico en emergencias sanitarias.

No obstante, estos nuevos vehículos (15 en Catalunya) están pensados para situaciones de emergencias, con lo cual no vendrían a descargar de trabajo al transporte no urgente.

UTE Egara, la ganadora

El contrato que se otorgue estará vigente durante seis años y se podrá prolongar por cuatro más. En el caso del Camp de Tarragona, que figura como lote C en el concurso, la zona a cubrir son las comarcas del Tarragonès, la Conca de Barberà, el Baix Camp, el Baix Penedès, el Alt Camp y el Priorat.

El concurso, que ya debía estar resulto, debió prorrogarse, según explicaba el CatSalut en un comunicado el 16 de diciembre «debido a la complejidad y volumen de los expedientes».

Para optar al servicio en Tarragona se presentaron cuatro empresas: Transport Sanitari de Catalunya, SLU, Ambulàncies Reus, S.A., Serveis Sociosanitaris generals SL y la UTE Egara.

Esta última Unión Temporal de Empresas, Egara, con sede en Terrassa, habría resultado ganadora de todo el transporte sanitario (urgente y no urgente)en el Camp de Tarragona, Terres de l’Ebre y Lleida, tal como confirman distintas fuentes del sector.

No obstante, el Departament de Salut ha insistido en que «el procedimiento de contratación todavía no está adjudicado». Aclara que «En fecha de 21 de enero de 2015 a las 12:30 se inició la mesa pública de lectura de las valoraciones del sobre 2 ( Oferta técnica ) y se realizó la apertura y lectura de las ofertas del sobre 3 (Oferta económica). Actualmente se está revisando la oferta económica. En la mesa del día 21 ya se anunció en público que en el plazo aproximado de un mes se realizaría la adjudicación. Antes se tiene que realizar, por lo tanto, la valoración económica, la propuesta de licitación y la aportación de la documentación por parte de los licitadores».

Si se cumplen los plazos, las empresas adjudicatarias podrían estar trabajando en julio. Sin embargo, podría haber más de una alegación, ya que una veintena de empresas han quedado excluidas del servicio. La gran ganadora habría sido la multinacional danesa Falck VL, que se habría hecho con 6 de los 13 lotes en disputa. Transportes Sanitarios de Cataluña (TSC), propiedad de la familia Bonomi (Port Aventura) sería la segunda empresa más favorecida con cuatro lotes.

Trabajadores desbordados

Pero, a falta de los resultados del concurso, valga decir que el Camp de Tarragona no sería, ni mucho menos, la zona donde más se reduce el número de vehículos de TSNU. En las Terres de l’Ebre, por ejemplo (comarcas del Montsià, el Baix Ebre, la Terra Alta y la Ribera d’Ebre) el número de vehículos ha pasado de 31 en 2006 a 12 en el concurso actual. Se da además la paradoja, (que se repite en muchos territorios) de que, a pesar de la bajada en el número de ambulancias, allí se prevé que aumenten los servicios, de 77,596 a 93.332.

En el caso del Camp de Tarragona, sí que se contempla una bajada del número de servicios, de 140.675 a 125.880, aunque la disminución no parece lo suficientemente importante como para justificar el recorte de los vehículos en más de la mitad.

En el conjunto de Catalunya el concurso previa 745 ambulancias y 2.154.744 traslados en 2006 y el de 2015 contempla 285 ambulancias y 2.173.823 servicios. De hecho, el número de vehículos baja en todas las regiones.

Finalmente Vilella apunta que, con los recursos actuales, el TSNU ya se encuentra desbordado «es el equivalente a las listas de espera quirúrgicas pero ambulancias», ejemplifica. «Estamos en una situación en la que se quiere rentabilizar al máximo», reclama.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También