Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cine y conciertos en verano, apuesta para dinamizar la Marina Tarraco

Los establecimientos de esta zona aseguran que están registrando más afluencia de gente desde la llegada de los nuevos negocios

Núria Riu

Whatsapp
La plaza del anfiteatro ofrecerá una programación cultural estable de cara a los próximos meses. Foto: Lluís Milián

La plaza del anfiteatro ofrecerá una programación cultural estable de cara a los próximos meses. Foto: Lluís Milián

La multinacional granadina Max Dream abría ayer sus puertas en el Moll de Lleida, en la Marina Tarraco. Especializada en perfumes y jabones con esencias del mundo, busca abrirse una oportunidad entre los cruceristas y visitantes que quieran llevarse un souvenir. Gisela Holler está convencida de que esta zona de la ciudad pronto mostrará un antes y un después. «Yo le veo mucho futuro, cuando los locales de restauración estén todos funcionando, la gente empezará a venir, porque es un sitio muy bonito, una terapia para la vista», argumenta.

Que los vientos son favorables se constata. En los últimos meses se ha incrementado la oferta de establecimientos relacionados con la navegación y servicios marítimos y ahora ha llegado el momento de la restauración. Hace un año tan solo había un Wok, más tarde llegó el restaurante La Marina y el siguiente en abrir las puertas será el Medi Terraneum, que ocupará el lugar más emblemático, justo delante del espacio que se conoce como el anfiteatro.

La inauguración ya se llevó a cabo, sin embargo se sigue trabajando en el acondicionamiento del espacio y la apertura oficial está prevista para el próximo viernes día 21 de abril. Medi Terraneum quiere distinguirse por la cocina de proximidad de gama media-alta en un espacio singular, combinación de gastronomía y cultura. Y es que, además del espacio chill out en la terraza, este restaurante es el que llevará la gestión del anfiteatro. El responsable de este negocio, Javier Pereira, que durante muchos años ha estado vinculado con la empresa de cines Lauren, quiere aprovechar sus conocimientos y contactos para convertir este espacio en el cine al aire libre de Tarragona.

«De lunes a miércoles vamos a hacer cine de verano gratuito todas las semanas y si no, conciertos en pequeño formato, con un piano o jazz», explica Pereira. Éste considera que la Marina Tarraco es un espacio que va a ganar un gran dinamismo en pocos meses. «Conozco Niza, Cannes, Ibiza y evidentemente que el público es otro, pero el Port de Tarragona no tiene nada que envidiar. Creemos mucho en este proyecto. No hay nada parecido», considera. De momento, el día de la apertura ya está programado el primer concierto y las expectativas de cara a una temporada de cruceros que será de récord hacen que ahora mismo impere el optimismo. «Todas las ciudades daban la espalda al mar, hasta que llegó un día en el que se dieron cuenta de ello y han experimentado una transformación increíble. Tarragona tiene el problema de la vía del tren, pero con la pasarela, y ahora que baja tanta gente a hacer deporte... Es cuestión de atraerlos», concluye.

Nueva dinámica

En el local del lado está La Marina. Hace un año de su apertura y Edwin Pilar ha estado durante todo este tiempo en el establecimiento. «Ha cambiado mucho. Desde finales del verano pasado empieza a verse gente caminando los domingos y entre los que practican deporte y los que trabajan en las oficinas, los pasos iniciados van en el buen camino», argumenta.

De los 11.242,69 metros cuadrados que suma esta superficie, a día de hoy la ocupación supera el 71%, mientras que los proyectos que en estos momentos están encima de la mesa deben permitir llegar al 80%.

El espacio para oficinas ya está lleno, según aseguró el General Manager de este espacio, Marc Colls. Por otro lado, la actividad comercial seguirá en expansión los próximos meses con la apertura de una pizzeria y una heladería. «Esto ya será el toque final, porque antes venía la gente, dejaba el coche en el párking y si se iban a comer al Wok ya ni seguían. Ahora no. Vienen a pasear y si hay tiendas llama la atención», argumenta Edwin Pilar.

La nueva dinámica ha llegado también por la mejora urbanística que se llevó a cabo en este espacio y que comprende la habilitación del parque, con aparatos para juegos infantiles, así como de esta plaza pública entre los muelles de Lleida y Llevant.

Este cambio de imagen supuso el primer paso antes de lanzar una nueva estrategia comercial que está empezando a generar sus resultados. Con todo, el objetivo es que a finales de este ejercicio pueda llegarse prácticamente a la plena ocupación.

Monopatines y servicios

Movertis, especializada en el control de flotas y empleados, y Rio Longboards, que produce longboards de proximidad con madera de Constantí, son otras de las dos compañías que ya tienen anunciada su próxima apertura en la Marina.

Silvia Colom es la Yacht Agent de BWA Yachting, empresa presente en 257 marinas de todo el mundo, que se encarga de ofrecer todo clase de servicios a los yates. La reserva de amarres, temas de inmigración, reservas de excursiones exclusivas para los propietarios, hoteles o organizar transportes en helicóptero son algunas de las actividades que organiza Colom a diario para sus clientes. «Hay menos afluencia de clientes», considera.

Desde 2011 la propiedad de Marina Tarraco es Qatar Diar, brazo inmobiliario del holding inversor del Golfo Pérsico Qatar Investment Authority –propiedad de un importante jeque–, que pagó 64 millones de euros para la transacción.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También