Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Constantí exige al Arquebisbat medidas para evitar el derrumbe de la iglesia

El alcalde Óscar Sánchez muestra su preocupación tras el derrumbe de la cubierta del templo

Jordi Cabré - Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen de la parte del tejado que se ha venido abajo en Constantí. FOTO: Àngel Juanpere

Imagen de la parte del tejado que se ha venido abajo en Constantí. FOTO: Àngel Juanpere

Esta madrugada de lunes se ha producido el derrumbamiento de una parte de la cubierta de madera y el tejado que apuntala la segunda vuelta de la nave central de la Iglesia Parroquial de Sant Feliu Mártir de Constantí.

Desde primera hora de la mañana, agentes de la Policía Local y de los Bombers de la Generalitat han accedido al interior del templo para evaluar los daños ocasionados. La Policía local ha procedido a precintar todos los accesos en la Plaça de la Iglesia y la calle Major.

Posteriormente, representantes del Ayuntamiento de Constantí, acompañados de los técnicos del consistorio, y representantes del Arquebisbat, han inspeccionado el interior del edificio, que se encontraba pleno del escombro provocado por el derrumbamiento.

El alcalde, Óscar Sánchez, ha mostrado su preocupación y ha lamentado los hechos, afirmando que “hoy es un día triste por Constantí, debido a la importancia y al valor patrimonial que tiene la iglesia para el municipio”. El alcalde ha querido destacar que “afortunadamente no se tienen que lamentar daños personales”. 

Desde el Ayuntamiento, la máxima preocupación continúa siendo “velar por la seguridad de los vecinos”. Por este motivo, el alcalde se ha mostrado abierto a continuar a disposición del Arquebisbat, como ya se ha hecho en numerosas ocasiones, para determinar cuáles son las medidas a adoptar a partir de ahora.

A su vez, ha instado al Arquebisbat a que determine cuáles han sido las causas del derrumbamiento, y qué medidas se aplicarán para solucionar este problema de una manera definitiva.

Desde el mes de marzo del año 2016 la iglesia de Sant Feliu Mártir se encuentra cerrada al culto. Los movimientos estructurales del edificio provocaron grietas por lo que la iglesia no ofrece garantías de seguridad a los feligreses, un hecho que motivó al Arquebisbat de Tarragona a tomar la decisión del cierre.

Susto en La Secuita

Por otra parte, este domingo a primera hora de la tarde se derrumbo parte de una vivienda deshabitada en el núcleo de L'Argilaga, pedanía de La Secuita.

El derrumbe parcial no afectó al resto de casas, ni tampoco hubo heridos, ha informado Bombers, que activó cuatro dotaciones hasta las siete de la tarde de ayer domingo.

Temas

Comentarios

Lea También