Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Críticas de vecinos y comercios por el retraso en la apertura del Mercat

Los negocios del entorno denuncian que las obras han obligado a cerrar más de 60 locales cercanos al equipamiento

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de esta semana de la entrada de la futura planta comercial del reformado Mercat. Foto: Lluís Milián

Imagen de esta semana de la entrada de la futura planta comercial del reformado Mercat. Foto: Lluís Milián

Los vecinos y los comercios del entorno del Mercat Central critican la decisión acordada entre el Ayuntamiento de Tarragona y los paradistas del equipamiento comercial para que la reformada instalación retrase su reapertura hasta el próximo mes de enero. Así lo pusieron ayer de manifiesto en sendos comunicados de prensa en los que lamentaron la falta de información que han recibido por parte de la administración municipal.

Especialmente duros se mostraron los representantes de la Associació d’Unió d’Empresaris de la Zona del Mercat Central, los cuales lamentaron «tener conocimiento sólo por los medios de comunicación» del hecho de que, finalmente, el recinto no reabrirá en octubre, tal y como se había anunciado meses atrás. «El comercio del entorno es el que ha sufrido más durante nueve años el perjuicio económico ocasionado por esta obra tan larga y de inesperada duración, y ahora ha quedado totalmente ignorado por parte de la concejal Elvira Ferrando», indicaron en el texto enviado ayer por la tarde.

En el documento, esta entidad revela que «más de 120 establecimientos del entorno del Mercat, así como 300 trabajadores, están afectados y quedan nuevamente perjudicados por el retraso de las obras y el incumplimiento del alcalde Ballesteros». En este sentido, estos profesionales del comercio recordaron que «en enero, el alcalde aseguró que el nuevo edificio se inauguraría entre Sant Magí y Santa Tecla», a la vez que criticaron que en la página web municipal «se indica que la reforma debía finalizar en el año 2013». En este sentido, los comerciantes de las calles adyacentes al mercado critican que Josep Fèlix Ballesteros «ha prometido en más de cinco ocasiones una fecha final de inauguración, que nunca se ha cumplido».

Ahora, tras el anuncio realizado tanto por parte de la empresa gestora del Mercat –Espimsa– como por parte de los propios paradistas, los comerciantes especifican que durante los cuatro años de «prórroga» entre principios de 2013 y finales de 2016 «han cerrado más de 60 negocios» de las calles cercanas a la Plaça Corsini. «En un mismo local hemos visto cerrar cuatro negocios» relatan, a la vez que temen por su futuro, ya que «a muchos se nos acaba el contrato de alquiler porque nos creímos aquello de que este año sí».

‘Sorpresa y decepción’

En la misma línea se expresa la Associació de Veïns Tarragona Centre. En una carta enviada también ayer a los medios de comunicación, esta entidad ciudadana se muestra «sorprendida y disgustada» porque «tanto la concejal Ferrando como el alcalde Ballesteros habían asegurado que la reapertura entre agosto y Santa Tecla de 2016 era una fecha definitiva». Asimismo, en la misiva los vecinos remarcan sentirse «disgustados porque esto supone retrasar una obra que se eterniza y que ha causado numerosos problemas tanto a los vecinos como a los comerciantes».

Asimismo, la asociación que representa a los residentes de la zona del centro de Tarragona duda sobre la viabilidad de la recuperación de la gestión del aparcamiento situado en el remodelado Mercat. «En su momento se nos dijo que la externalización de la explotación era la única forma que tenía el Ayuntamiento para lograr financiación para poder pagar las obras», revelan los residentes, a la vez que se muestran «sorprendidos» por la decisión municipal de ejecutar la cláusula que le permitiría recuperar la gestión del párking pagando 6,4 millones de euros a la empresa constructora. «Estamos completamente a favor de que la explotación de los aparcamientos sea pública, pero nos sorprende la noticia y nos gustaría saber si el Consistorio ha podido lograr nuevos recursos que permitan afrontar la financiación de la reforma sin tener que contar con este dinero», indican los residentes en la carta.

Finalmente, la asociación pregunta al Ayuntamiento «si es cierto que el Consistorio deberá pagar una indemnización a Mercadona por el retraso en la apertura» del reformado equipamiento comercial de la Plaça Corsini.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También