Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Declarado desierto el concurso para acabar con los cerdos vietnamitas de Tarragona

Expertos de la Facultat de Veterinària de la Autònoma de Barcelona realizarán un trabajo de campo para asesorar al Ayuntamiento. Con dicha información se adjudicará a una empresa la captura y posterior adopción de los animales

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen tomada esta semana de dos de los cerdos vietnamistas que habitan en SPiSP.  FOTO: dt

Imagen tomada esta semana de dos de los cerdos vietnamistas que habitan en SPiSP. FOTO: dt

El concurso que había convocado en su día el Ayuntamiento para capturar y posteriormente dar en adopción a la más de una veintena de cerdos vietnamitas que hay en el barrio de Sant Pere i Sant Pau acabó desierto. Ante ello, se ha llegado a un acuerdo con la Facultat de Veterinària de la Universitat Autònoma de Barcelona para que realice un estudio de campo sobre el problema. Y con dicha información se adjudicarán los trabajos a una empresa, según comenta al Diari la concejal de responsable de Salut Pública, Ana Santos.

Desde hace años, una colonia de este tipo de cerdos está viviendo en los bosques que rodean el parque de Sant Pere i Sant Pau, en parte atraídos por la comida que les dan algunas personas. A pesar de diversos intentos de capturar a estos mamíferos, no ha sido posible cogerlos a todos, por lo que se han ido reproduciendo. Se calcula que actualmente la colonia son 24 ejemplares. 

Primero se intentó educar a los animales para que fuesen a comer al mismo lugar y a la misma hora para así facilitar el trabajo de los laceros en su captura, para posteriormente esterilizarlos, ponerles un chip y darlos en adopción. Pero la idea no funcionó, reconoce Ana Santos. Uno de los motivos fue que dicha rutina fue rota por los vecinos del barrio, que les seguían dando comida a todas horas. 

Un segundo intento fue licitar el trabajo, que normalmente hacen entidades animalistas. Sólo se presentó una, pero presentó unas condiciones que no estaban en el proyecto licitado, por lo que el concurso quedó desierto. «No es un tema fácil de arreglar y no todo el mundo está preparado, sobre todo para la fase posterior de la captura», señala la concejal.

Ante este contratiempo se ha solicitado la ayuda de un equipo de expertos de la Facultat de Veterinària para que asesore el Ayuntamiento. Antes de finalizar este año va a efectuar un trabajo de campo para estudiar la situación y dar posibles soluciones. Con lo que determinen se tiene previsto contratar a una empresa durante el primer trimestre del próximo año. El objetivo es que la situación esté solucionada antes de que empiece la primavera, una épica del año en que estos animales comienzan el periodo de reproducción.

Mientras no se termine con el problema, los agentes de la Guàrdia Urbana continuarán con la vigilancia de la zona para intentar evitar de que la gente no les de comida. Ana Santos indica que se están contacto con la Secció d’Animals Domèstics del Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació así como también con los agentes rurales.

Temas

Comentarios

Lea También