Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Decomisados en Tarragona 28.800 rotuladores falsificados procedentes de China

Se desconoce la cantidad que ya ha llegado a las tiendas porque el importador no ha facilitado los albaranes

Àngel Juanpere

Whatsapp
Cajas en el interior del almacén con los rotuladores incautados.  Foto: dt

Cajas en el interior del almacén con los rotuladores incautados. Foto: dt

Una operación llevada a cabo por los Mossos d’Esquadra y la Guàrdia Urbana de Tarragona en un almacén del Polígon Francolí terminó con el decomiso de 28.800 rotuladores falsificados y al parecer también defectuosos. Y es que precisamente la intervención policial se produjo a raíz de las quejas efectuadas por los usuarios, a quienes extrañaba que unos rotuladores de una marca prestigiosa tuviesen una mala calidad.

Las denuncias de los usuarios hicieron que la marca original, Maped, encargara una investigación. Como muchas de las quejas procedían de Tarragona, enviaron a los investigadores a dicha ciudad. Encontraron la nave que gestionaba los envíos, por lo que en diciembre presentaron una denuncia ante la Guàrdia Urbana, que puso los hechos en conocimiento de los Mossos.

Durante estas semanas, la Policía Autonómica estuvo investigando a la empresa, que recibía un alto volumen de mercancías procedentes de China. Finalmente decidieron realizar una inspección a la empresa, a la que acudió un perito de Maped, quien aseguró que no tenía reparos en identificar otros productos falsificados en el caso de ser detectados.

Finalmente, una veintena de agentes de uniforme y de paisano entraron en la nave sobre las diez y media de la mañana del pasado miércoles. Por parte de los Mossos estaban policías adscritos a las unidades de Policia Científica, de Investigació y de Seguretat Ciutadana, mientras que de la Guàrdia Urbana había agentes de Policia Administrativa.

La entrada se realizó sin autorización judicial ya que los palets con los rotuladores estaban en la zona pública de la nave, donde puede acceder el público para comprar. Los agentes localizaron, en diferentes palets, 1.200 cajas, con 24 rotuladores en cada una. Teniendo en cuenta que cada caja se vende a como mínimo seis euros, el importe de lo decomisado asciende a 7.200 euros.

La empresa importadora, Meijilia, está acusada de un delito contra la propiedad industrial, de la que tendrá que responder su responsable, un ciudadano chino, que declarará en el Juzgado de Instrucción 2.

Por el momento se desconoce la cantidad de rotuladores falsificados de dicha marca que han llegado al mercado ya que el importador no ha facilitado los albaranes. También se desconoce la ciudad china de procedencia de la mercancía.

Durante la intervención policial se identificó a siete trabajadores. Actualmente los agentes están analizando su situación legal y si tienen contratos legales. En caso contrario, el responsable del almacén podría ser acusado de un delito contra los derechos de los trabajadores.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También