Denuncia el robo de su furgoneta tras huir de un accidente y se presenta borracho a la comisaría de Reus

El conductor fue sancionado con con una multa y la retirada de seis puntos del carnet

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los dos camiones implicados ayer en el choque de la autovía A-27. Foto: Àngel Juanpere

Los dos camiones implicados ayer en el choque de la autovía A-27. Foto: Àngel Juanpere

Durante casi una hora, los servicios de emergencia estuvieron buscando posibles víctimas a raíz de un accidente de tráfico ocurrido en la autovía A-7. Mientras los bomberos estuvieron peinando los alrededores, los Mossos d’Esquadra contactaron con hospitales y con familiares del titular del vehículo. Éste, casi dos horas después, se presentó en comisaría para denunciar la sustracción de la furgoneta. Los agentes le notaron olor a alcohol y dio positivo en la prueba de alcoholemia, por lo que acabó con una multa, que comporta una sanción económica y la retirada de seis puntos del carnet.

Los hechos se remontan a las 21.10 horas en el kilómetro 1.160 de la A-7, sentido València, poco antes de la salida de Constantí. Una furgoneta sufrió un accidente y volcó. Bomberos y Mossos d’Esquadra acudieron al lugar y comprobaron que dentro del vehículo no había ocupantes. A partir de aquí comenzó una búsqueda por los alrededores por si alguien había salido despedido, con resultado negativo.

Paralelamente la Policía Autonómica comenzó a realizar indagaciones en los hospitales por si alguien había ingresado con heridas compatibles con un accidente. Asimismo consiguieron el teléfono del dueño y se pusieron en contacto con los familiares. Nadie sabía nada. Finalmente, sobre las diez de la noche, los vehículos de emergencia abandonaron el lugar.

A las once menos cuarto de la noche se presentó un hombre en la comisaría de los Mossos de Reus para denunciar que le habían sustraído la furgoneta. Los agentes vieron que posiblemente iba bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Además, lo relacionaron con el accidente ocurrido poco antes en la autovía A-7. Finalmente, y después de un rato, reconoció que la denuncia que quería presentar era falsa. Cuando se le sometió a la prueba de alcoholemia dio una tasa de 0,34 miligramos de alcohol por aire aspirado, cuando el límite legal es 0,25. Por ello quedó denunciado por este hecho. El implicado es un ciudadano español de 40 años y vecino de Reus. El hombre carece de antecedentes policiales.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También