Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian precariedad laboral en el Hospital Universitari Joan XXIII

La dirección del hospital lo rebate: el 86,3% de la plantilla tiene contrato estable y se ha hecho fijas a 81 personas

Norián Muñoz

Whatsapp
Imagen de archivo del Hospital Joan XXIII. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Imagen de archivo del Hospital Joan XXIII. FOTO: LLUÍS MILIÁN

El sindicato CGT denunció ayer que aproximadamente el 35% de la plantilla del Hospital Universitari Joan XXIII está en una situación de precariedad laboral. «Buena parte de esta gente lleva más de tres años trabajando ininterrumpidamente con contratos parciales, que pueden ir de uno a tres meses, renovando casi de forma automática por otros periodos», explicaban.

Aseguran que esta sucesión de contratos de duración determinada implica que «como se les liquida mensualmente, estos trabajadores no tienen nunca vacaciones; aparte, se les entrega una cartelera de semana en semana, y muchas veces se les modifica. De este modo no se pueden organizar la vida, y siempre tienen que estar pendientes del móvil puesto que muchas veces les cambian el turno el mismo día».

Desde el sindicato dicen no entender cómo un puesto de trabajo que está ocupado de forma ininterrumpida por una misma persona durante tres años tenga que tener contratos renovados mensualmente, y no se haga un contrato de interinidad, puesto que queda justificada sobradamente la necesidad del mencionado puesto de trabajo.

La dirección lo desmiente

Josep Àngel Duró, director de recursos Humanos del hospital, no está de acuerdo con la denuncia del sindicato y asegura que actualmente el 86,3% de los trabajadores tiene un contrato estable, bien porque posee una plaza fija o porque tiene un contrato de interinidad sin fecha de término. La cifra de profesionales con un contrato parcial estaría entonces en el 13,7%, «no en el 35%, como dice la CGT», y se espera que este año la cifra disminuya porque se prevé un «aplantillamiento» de trabajadores. De hecho, en el curso 2014-2015 se hizo fijas a 81 personas. Se trata, apunta, de recuperar plantilla después de los recortes de 2010. «Vivimos un momento de paz social», asegura Duró.

En lo que se refiere a las vacaciones, explica que, ciertamente, hay trabajadores que, al estar en los primeros puestos de la bolsa de trabajo, tienen más posibilidades de enlazar contratos parciales, pero asegura que en estos casos se pacta con ellos el disfrute de las vacaciones. También se negocia, asegura, los cambios de turno cuando es necesario cubrir las necesidades de los servicios del hospital.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También