Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian que los técnicos que miden ondas electromagnéticas carecen de formación

El Col·legi d’Enginyers Tècnics de Telecomunicacions halla errores en informes realizados en Tarragona. Treball no está de acuerdo 
Whatsapp
La denuncia se refiere al caso de una docente que sufría desmayos en el centro donde trabaja y que los atribuía a las ondas electromagnéticas. FOTO: DT

La denuncia se refiere al caso de una docente que sufría desmayos en el centro donde trabaja y que los atribuía a las ondas electromagnéticas. FOTO: DT

El Col·legi Oficial d’Enginyers Tècnics de Telecomunicació a Catalunya, COETTC, ha denunciado públicamente que «dos informes de medidas electromagnéticas que figuran en un expediente por causas de accidente laboral por Hipersensibilidad Electromagnética (HSE) y que se tramitan en los Serveis Territorials de Tarragona del Departament d’Ensenyament de la Generalitat no son válidos y están llenos de errores básicos». 

La denuncia se refiere al caso de una docente que sufría desmayos en el centro donde trabaja y que los atribuía a las ondas electromagnéticas.
Su caso fue estudiado por los técnicos de riesgos laborales de los Departaments d’Ensenyament y Treball. Como la trabajadora no quedó satisfecha con el resultado, consultó al COETTC.

El colegio, tras analizar los documentos, concluyó que el informe presentaba errores tanto de forma como de fondo. «Las medidas presentadas no son aceptables, puesto que son propias de personal que desconoce la materia y, además, utilizan los aparatos incorrectamente», aseguran.

Jordi Farré, decano del colegio, apunta que la cuestión de fondo es a quién se encarga la realización de estas mediciones. Son técnicos de prevención de riesgos laborales o higienistas y «sólo tienen dos horas de formación para adquirir competencias en campos electromagnéticos».
El problema, reconoce, es que la ley da la competencia a los higienistas en este aspecto. De hecho, el colegio a nivel estatal la ha recurrido.

Señala que estas ondas tienen un espectro muy amplio y no basta con medir una parte. «Es como quien va a ver una cocina y sólo se fija en una baldosa», ejemplifica.

Cree que esta situación va en perjuicio de la propia administración, «que no puede permitirse este tipo de errores que suponen un gasto público».

La posición de Treball

Por su parte, fuentes del Departament de Treball de la Generalitat aseguran que las afirmaciones del Col·legi Oficial d’Enginyers Tècnics de Telecomunicació a Catalunya no tienen fundamentación y que los técnicos que participaron en las mediciones tienen la capacitación necesaria y las mediciones que hicieron entran «dentro delos ámbitos que les otorga la ley». En el caso de Tarragona, además, explican que la competencia era de los técnicos de riesgos laborales de Ensenyament, quienes recibieron asesoría de los del Institut Català de Seguretat i Salut Laboral.

Comentarios

Lea También