Desmantelado un laboratorio de cocaína en Vilallonga y puntos de venta en Reus

La Guardia Civil detiene a 24 personas por tráfico de drogas en la parte oriental de la provincia de Huesca. La red operaba en Tarragona, donde se descubrieron 4 puntos de suministros en Reus y un laboratorio en Vilallonga del Camp

Jordi Cabré

Whatsapp

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Huesca, dentro de la operación Berenguer, desarrollada en las provincias de Huesca, Tarragona y Girona, en el marco de la lucha contra el narcotráfico, ha procedido a la detención de 24 personas, pertenecientes a una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas, principalmente cocaína.

La Operación de la Benemérita se inició tras detectarse en Monzón (Huesca) un posible tráfico de drogas, que se estaría llevando a cabo en esa localidad y tendría extensión a toda la parte oriental de la provincia.

Tras numerosas pesquisas y teniendo como sospechosos a varias personas con antecedentes y sentencias por comisión de delitos contra la salud pública, por tráfico de drogas, se investigaron los diferentes entornos donde se estaría llevando a cabo el delito.

Se pudo determinar que en la provincia de Huesca se distribuía la droga en pequeñas cantidades a los consumidores de las comarcas del Cinca Medio, Litera, Somontano, Ribagorza y Bajo Cinca, encontrándose en Reus y Vilallonga del Camp (Tarragona) y localidades de Girona los puntos de suministro de la organización.

En Reus, la operación se llevó a cabo en la avenida Barcelona en la madrugada del día 3 de este mes, de forma simultánea con Huesca y Girona. Allí estaban empadronados un matrimonio, la suegra y 4 menores de edad en un piso de alquiler.

A la llegada de los agentes no había nadie en la vivienda, por lo que hizo sospechar de que alguien había visto el despliegue policial o bien habían sido alertados. Los agentes de la Benemérita entraron con los perros y registraron el inmueble. La Guàrdia Urbana de Reus estuvo presente con patrullas para ser testigo de la entrada y ayudar en caso de necesitar cortar la calle.  

Además se pudo constatar la existencia de un laboratorio en la provincia de Tarragona, concretamente en Vilallonga del Camp, donde preparaban la sustancia estupefaciente en grandes cantidades para su suministro posterior a la organización en la provincia de Huesca.

Una vez finalizada la fase de investigación y ubicados completamente los lugares donde se llevaban a cabo las transacciones y venta de las sustancias, los puntos de suministro, así como la estructura de la propia organización criminal, el pasado día 3 de julio se llevaron a cabo 26 entradas y registros, 19 en domicilios, 4 en establecimientos hosteleros y 2 en talleres mecánicos, de la provincia de Huesca, Girona y Tarragona.

Localizándose diferentes sustancias estupefacientes, gran cantidad de dinero en efectivo proveniente de la actividad ilegal, además de otros enseres de los habituales en la manipulación y disposición de las sustancias estupefacientes para su distribución al por menor.

Efectos intervenidos

En la operación se han intervenido 4.988 gramos de cocaína, 950 gramos de hachís, 129 gramos de cristal, 99 plantas de marihuana, 2 gramos de Speed, 8 basculas de pesaje, 1 prensadora, envasadoras y material susceptible de ser utilizado para la distribución de la droga, 140.800 euros en metálico, 3 portátiles, 24 teléfonos móviles, 5 bastón policial, 1 catana, 1 mangual o rompecabezas de dos bolas, 5 pistolas táser, 3 pistolas de aire comprimido, 4 carabinas, varias armas blancas como puñales, dagas y navajas automáticas y 13 vehículos.

Detenidos

Se procedió a la detención de 24 personas, 20 hombres y 4 mujeres, de entre 21 y 54 años, vecinos en su mayoría de la provincia de Huesca.

Con esta operación se da por desarticulada la organización criminal, así como 19 puntos de venta de droga en la provincia de Huesca, 4 puntos de suministro en las provincias de Tarragona (en la ciudad de Reus) y Girona y un laboratorio en Vilallonga del Camp, a los 24 detenidos se les imputan los supuestos delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

Modus Operandi

La organización criminal investigada llevaba varios años operando en la zona oriental de la provincia de Huesca y se encontraba fuertemente asentada. Había conseguido monopolizar la venta de cocaína y contaba con una tupida red de distribución de esta sustancia estupefaciente. Para ello, la organización era suministrada regularmente desde Tarragona y Girona, hasta donde se desplazaban distintos miembros de la organización para trasladarla a la localidad de Monzón, desde donde se distribuía a los distintos puntos de la provincia de Huesca para su venta final a los consumidores.

Temas

Comentarios

Lea También