Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido por comprar un coche con el timo del sobre vacío

El sospechoso tenía varias órdenes de búsqueda en España y su nombre aparece en internet como autor de varias estafas
Whatsapp
La víctima de la estafa con su vehículo después de ser recuperado por los Mossos d´Esquadra. Foto: Àngel Juanpere

La víctima de la estafa con su vehículo después de ser recuperado por los Mossos d´Esquadra. Foto: Àngel Juanpere

Bautizado como el timo del sobre vacío, ha sido de los últimos en llegar a la escena delincuencial ya que hay denuncias por toda España. El estafador acude a un cajero e ingresa un sobre sin dinero, pero en el teclado pone la cantidad deseada, que se ve reflejada en el resguardo. Con el mismo acude al comprador para demostrarle que ha hecho el ingreso, se realiza la transacción. Cuando el vendedor acude al banco, comprueba que no le han ingresado cantidad alguna.

Un matrimonio de Tarragona ha sido una de las últimas víctimas. En su caso, fue un coche el que vendió sin ver ni un euro a cambio. La historia ha tenido un final feliz porque los Mossos d’Esquadra han recuperado el vehículo –se lo han devuelto a sus dueños– y además han detenido al presunto estafador, un viejo conocido de los cuerpos policiales de toda España. No en vano ha sido arrestado decenas de veces y su nombre aparece en numerosas alertas de internet.

El último caso conocido de esta nueva modalidad de estafa es el de un matrimonio ya jubilado que puso a la venta, a través de un portal de ventas de internet, un turismo Audi A4 descapotable. El precio de salida era de 8.500 euros. El estafador envió un correo a la familia mostrándose interesado en adquirir el vehículo. «Le rebajamos el precio hasta 8.300 euros, pero él no insistió mucho», comenta la víctima. Quedaron en una plaza para que el comprador pudiera ver el vehículo. Allí apareció el estafador, de unos 30 años, bien arreglado. «Nos dijo que le gustaba mucho, que lo veía muy bien conservado y que quedáramos para venirlo a buscar». Ambas partes quedaron en el mismo lugar a las cuatro de la tarde del viernes siguiente. «Me llamó media hora antes para que consultara mi cuenta y comprobara que el ingreso estaba hecho», recuerda el vendedor. Así lo hizo su hija. Y allí estaban los 8.300 euros pero con una anotación de ‘no validado’.

 

El traspaso

Y a las cuatro allí estaban las dos partes. El estafador llegó en coche con un amigo, mientras que el vendedor estaba acompañado por su hijo. «Incluso les invité a un café mientras estaban rellenando los papeles». El comprador efectuó comentarios tendentes a dar confianza a la transacción, como por ejemplo que el ingreso lo había efectuado mediante la tarjeta de crédito. Finalmente, el comprador se llevó el coche y aquí terminó la venta.

El hijo de la víctima –que había participado aquella tarde en la transacción– le pareció muy sospechoso todas las facilidades dadas por el comprador, como por ejemplo no regatear. Por ello, aquella misma tarde, a las seis, –poco antes de emprender el viaje de vacaciones–, puso el nombre completo del comprador en el buscador y ya saltaron todas las alarmas.

El matrimonio estafado acudió a la comisaría de los Mossos d’Esquadra para poner la denuncia, «pero sin ser efectiva hasta el lunes siguiente, cuando se tenía que comprobar si el sobre en el que supuestamente había ingresado el dinero estaba vacío». Y es que el ingreso de los supuestos 8.300 euros los hizo en tres sobres en una sucursal de La Caixa en Valls. Los agentes le dijeron a la víctima que aquella misma noche mirara en internet porque posiblemente el estafador iba a vender el turismo.

El lunes a primera hora, la familia se acercó a la entidad bancaria. El personal redactó un papel conforme los sobres estaban vacíos y desde la capital del Alt Camp llamaron a los Mossos d’Esquadra para informarles por teléfono. Seguidamente, con el documento, se desplazaron a la comisaría para entregarlo a los agentes.

Cuatro días después, el matrimonio recibió la llamada del comprador para pedir que mandara a una gestoría de El Vendrell el consentimiento de la esposa porque quería vender el coche. El marido decidió desplazarse a la capital del Baix Penedès. «Llamé a los Mossos para comentarles la llamada y me contestaron que ‘no se preocupe que vamos detrás de él’ y que yo no me acercara a la gestoría». Aquel mismo día, los agentes detuvieron al sospechoso, Javier L.G., de 32 años y vecino de Reus.

 

Recuperar el coche

A las pocas horas, la familia recuperó el vehículo, que estaba en perfectas condiciones –seguramente porque lo necesitaba mantener así para poder venderlo–. Eso sí, en una semana había hecho casi 4.000 kilómetros, se supone por toda España –tenía un tíket de párking de Sitges–. Lo único que echaron en falta es una de las dos maletas que iban con el turismo.

Ahora, el matrimonio piensa volver a poner el coche a la venta a través de internet. Sin embargo, ahora irán con mucho más cuidado. Los afectados están muy agradecidos al trabajo y también al trato obtenido de una unidad especializada de los Mossos de la Comisaría de Reus, los Fures. «Nos han ido informando de las investigaciones y de los pasos que iban dando, dentro de sus posibilidades», aseguran. Incluso cuando fueron a recoger el vehículo «uno de los agentes del grupo nos dijo ‘señores, a veces los sueños se cumplen’».

 

Las precauciones

El sargento Àngel Saldaña, subjefe de la Unitat d’Investigació de la comisaría de los Mossos de Reus, apunta que actualmente no tienen más denuncias de estafas por este sistema. Añade que los ciudadanos tiene que saber que, al igual que las transferencias, el que las realiza tiene hasta tres días para echarse atrás. Sobre este caso en particular, recalca que el comprador todavía no había efectuado el cambio de nombre en la Dirección General de Tráfico y ya lo quería vender. Respecto al comprador, señala que tiene numerosas órdenes de averiguación de domicilio de fuera de Catalunya, «se mueve mucho», sentencia.

Sobre maneras de prevenir estas estafas, el responsable policial asegura que ante cualquier transacción y compraventa hay que revisar bien la documentación.

Al realizar los contactos con el comprador, mejor hacerlos en un lugar público que haya cámaras de seguridad, como un cajero o un centro comercial. Hay que ir con mucho cuidado con los compradores por internet porque no sabemos quién está detrás del anuncio». Ante todo, según recalca, hay que «aplicar el sentido común».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También