Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detienen en Querol a un estafador de pisos por internet

Junto a otros dos más de Barcelona y Viladecans se hacían pasar por agentes inmobiliarios y habrían ganado más de 12.000 euros

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los estafadores utilizaban falsas identidades de una inmobiliaria conocida para cometer el delito.

Los estafadores utilizaban falsas identidades de una inmobiliaria conocida para cometer el delito.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido tres personas que se dedicaban a cometer estafas en Internet con falsos alquileres de pisos y residencias vacacionales en todo el territorio español.

Las detenciones se han hecho en Barcelona, Viladecans (Baix Llobregat) y Querol (Alt Camp). Los arrestados habrían consumado hasta 16 estafas y también 13 delitos de usurpación de identidad, puesto que se hacían pasar por agentes inmobiliarios. Los estafadores habrían obtenido unos beneficios de más de 12.000 euros.

Los detenidos habían llegado a hacerse pasar por comerciales de una conocida agencia inmobiliaria para cometer las estafas con alquileres falsos o, incluso, sin que existiera el inmueble arrendado.

Anunciando alquileres de viviendas a un precio por debajo de mercado, conseguían el interés de un gran número de personas, que después de un primer contacto, pagaban una cantidad de dinero estipulada en concepto de “reserva” o "anticipo". Después de realizar el pago de la fianza, perdían todo contacte con los acusados.

El desarrollo de la investigación fue dificultosa por el hecho que disimulaban su autoría utilizando identidades de terceras personas, que a su vez habían sido víctimas previas de los mismos autores, beneficiándose de la buena fe de estas personas al haber enviado fotos de sus DNI por un posible interés a alquilar inmuebles que ofrecían los detenidos. 

Además, otro de los factores que ha determinado la dificultad en esta investigación, fue la dispersión de la comisión de los hechos delictivos, teniendo en cuenta que se han llevado a cabo estafas en Barcelona, Tarragona, Zaragoza, Castelló, Málaga, Mallorca, Madrid, Valladolid, Bilbao, Las Palmas y Huelva, motivo que dificultaba la recopilación de datos, y por lo tanto de información para poder identificar los posibles autores de los hechos.

Este punto fue la parte más complicada y compleja de la investigación, puesto que el principal investigado carecía de domicilio conocido. Finalmente pudo ser localizado en una casa de campo, situada a la pequeña localidad tarraconense de Querol.

Sobre él pesaban 18 requisitorias de investigaciones judiciales por detención o por citación por varios juzgados de todo el Estado, todas ellas por hechos similares a los investigados, cosa que implicaba que la cantidad de estafas cometidas por el grupo ascendía a un elevado número sin poder determinar hasta el momento. 

Las numerosas denuncias en todo el territorio español con el mismo 'modus operandi' permitió crear un equipo conjunto de investigación entre la Policía y la Guardia Civil, que ha acabado con la detención de los tres estafadores.

Temas

Comentarios

Lea También