Más de Tarragona

El 84% de los enfermosde las unidades de críticos tiene secuelas a los 3 meses

Un estudio del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida revela que el 62% de los pacientes Covid de la UCI necesitó respiración mecánica

JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen de la UCI del Hospital Central de Asturias, en Oviedo. FOTO: EFE

Imagen de la UCI del Hospital Central de Asturias, en Oviedo. FOTO: EFE

Que la Covid es una enfermedad que, en muchos casos, deja secuelas en quienes la padecen durante algún tiempo es algo que se ha conocido en este año de pandemia. Pero si centramos el foco en los pacientes que han tenido que ser ingresados en la UCI, la cifra se dispara todavía más.

El 84% de los pacientes graves que han sido ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos ha continuado arrastrando secuelas tres meses después de recibir el alta médica. Un estudio elaborado en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, que se dio a conocer en octubre del año pasado, confirmaba que la mayor parte de los enfermos que experimentan un cuadro grave de la enfermedad desarrollan posteriormente alteraciones respiratorias que les afectan a largo plazo.

Afectación pulmonar

Una de las complicaciones más habituales se da cuando el cuerpo humano padece problemas para difundir monóxido de carbono del organismo. Una contraindicación que disminuye la capacidad de transferir oxígeno al sistema circulatorio. Jessica González, médica e investigadora que participó en el análisis, aseguraba que «los resultados del estudio muestran que la afectación pulmonar en pacientes críticos por el coronavirus es muy frecuente, mucho más de lo que podríamos esperar».

El estudio ha analizado el estado de salud de 62 pacientes que ingresaron en el hospital ilerdense durante la primera ola, que empezó en el mes de mazo del año pasado. El 75% de estos eran hombres, con una edad media de 57 años.

Durante su estancia en el hospital, el 62% de estos pacientes Covid que estuvieron en la UCI necesitó ventilación mecánica invasiva para poder mantenerse en vida, una ventilación que –de media– tuvieron que tener 19 días.

La mayoría de estos enfermos contaban con otras patologías que dificultaban su recuperación. Por ejemplo, más de la mitad había sido fumador, el 37% padecía hipertensión y el 14,5% eran diabéticos.

Incidir en la recuperación

La investigación también dejaba en evidencia que el sistema de salud debe poner una mayor atención en el seguimiento de estos pacientes graves de Covid-19, una vez superan los síntomas más preocupantes de la enfermedad y son dados de alta en el hospital.

También ha servido para sentar algunas bases sobre la predisposición que pueden tener los pacientes con otras patologías para presentar secuelas de la Covid, por lo que la puesta en marcha de medidas preventivas se presenta como vital.

Los datos del estudio del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida forman parte de una gran investigación a nivel estatal que lidera el Instituto Carlos III de Madrid, con información de unos 5.000 pacientes ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos de diferentes hospitales españoles.

Temas

Comentarios

Lea También