Más de Tarragona

El ‘AVE low cost’ visita Tarragona

El AVLO, que se estrenará el 23 de junio, unirá Barcelona y Madrid con parada en la estación Camp de Tarragona (a las 10.34 horas para ir a Madrid y alas 22.10 para regresar)

REDACCIÓN

Whatsapp
Un operario limpia el AVLO en la estación del Camp de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

Un operario limpia el AVLO en la estación del Camp de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

La estación del Camp de Tarragona ya vio detenerse el nuevo servicio de Alta Velocidad que Renfe tiene previsto estrenar el próximo 23 de junio y que actualmente está realizando viajes de pruebas para mantener actualizados y en perfecto funcionamiento los trenes y todos los sistemas. AVLO, también conocido como «el AVE low cost», ofrecerá un servicio de transporte rápido, más económico y sencillo de utilizar que el AVE tradicional, especialmente para facilitar los viajes en grupo, de familias y de jóvenes. Los trenes, que unirán Barcelona y Madrid, tendrá una parada diaria en el Camp de Tarragona para ir a Madrid, a las 10.34 horas, y otra para regresar, a las 22.10 horas.

Los precios del nuevo servicio irán desde los 7 euros por trayecto y se comercializará únicamente en Clase Turista, que incluye como equipaje gratuito una maleta de cabina más un bolso o mochila. La venta de billetes se gestiona a través de un sistema dinámico que ofrece el mejor precio disponible en cada momento para la tarifa solicitada.Además, cada cliente puede añadir a su viaje unos servicios extras, según sus necesidades, como la selección de asiento, cambios o anulaciones de billetes y equipaje adicional.

Los niños menores de 14 años tendrán una tarifa básica de 5 euros, siempre que ésta vaya acompañada de la emisión de un billete de adulto (con un máximo de dos billetes de niño por adulto). Para familias numerosas también hay previstos descuentos, del 20% para las de categoría general, y del 50% para familias numerosas de categoría especial.

Los billetes de AVLO serán nominativos y permitirán cambios o anulaciones hasta 30 minutos antes de la hora de salida del tren, siempre que con el billete haya adquirido el complemento de anulación o cambio, cuyo coste es de 8 euros. Y si el tren se retrasa, se puede solicitar una indemnización, de acuerdo con los siguientes tramos: retraso igual o superior a 60 minutos, devolución del 50% del importe del billete; retraso de más de 90 minutos, devolución del 100% importe del billete.

Este nuevo servicio se irá desplegando progresivamente a otros corredores del resto de España. En este sentido, ya está previsto que el servicio AVLO se extienda al corredor Madrid-Sevilla durante el año 2022.

Ganar clientes a la carretera

El gerente de área de corredor Madrid-Barcelona y de la zona Nordeste de Renfe, Francisco Prats, explicó ayer que el principal objetivo del servicio de AVLO es captar a viajeros que ahora mismo hacen el trayecto Figueres (Girona)-Barcelona-Madrid por carretera. «Renfe apuesta por dos productos y está enfocada a restar viajeros de la carretera», dijo el directivo, que subrayó que el objetivo no es tomar clientes al servicio de AVE.

En este sentido, Renfe ve el AVE como un producto ‘premium’, mientras que AVLO está destinado a familias o grupos y, por ejemplo, no cuenta con un coche restaurante u ofrece servicios de pago de anulación o cambio de billetes, de escogida de asiento o de maleta suplementaria, que en AVE están incluidos en el billete. Prats destacó el compromiso con la sostenibilidad de los trenes AVLO, que usan electricidad procedente de fuentes de energía renovable en su totalidad, y ha hecho hincapié en la accesibilidad de los trenes.

Renfe calcula que la ocupación de los trenes AVLO debe ser de al menos el 80% para que el servicio sea rentable una vez comience a operar. Así lo explicó el director de nuevos servicios de alta velocidad de Renfe, Félix Martín. Según el directivo, los efectos de la pandemia todavía son una incógnita, pero se mostró optimista con respecto a la demanda.

Temas

Comentarios

Lea También