El Arzobispado de Tarragona no ve "pruebas delictivas" contra los sacerdotes investigados por supuestos abusos a menores

El arzobispo quiere que se imponga "la verdad y la justicia" y pide que se respete la "honorabilidad" de los sacerdotes de Constantí y Arbeca

ACN

Whatsapp
Imagen de la iglesia de Constantí. Foto: P. Ferré

Imagen de la iglesia de Constantí. Foto: P. Ferré

La Iglesia no ve ninguna "prueba delictiva" contra los antiguos rectores de Constantí y Arbeca, Francesc Xavier Morell y Josep Maria Font, investigados por abusos a menores. Un informe del Arzobispado de Tarragona concluye que no hay prueba de que "canónicamente" incrimine penalmente los sacerdotes.

Ambos fueron destituidos en hacerse público, en febrero de 2019, que habían sido investigados por el Vaticano por presuntos abusos infantiles, en unos hechos que se remontan a 2015 y 2016. El arzobispo de Tarragona, Joan Planellas, asegura que es el primer interesado en que "se imponga la verdad y la justicia", pero a la vez pide que se respete la "honorabilidad" de los sacerdotes hasta que no se demuestre su culpabilidad. La institución eclesiástica también ha nombrado tres nuevos miembros de la Oficina de prevención y protección de abusos.

Hace unos meses, el arzobispo Planellas impulsó unos informes para esclarecer si era necesario que se iniciara una acción penal contra los sacerdotes Xavier Morell y Josep Maria Font. Ambos fueron investigados por el Vaticano por unos presuntos abusos sexuales infantiles que se habrían cometido los años 2015 y 2016. En un comunicado, el canciller y portavoz de la institución, padre Simó Gras, afirmó que la conclusión de los informes es que " no se ha encontrado prueba delictiva que, canónicamente, los incrimine penalmente ".

Con todo, el Arzobispado ha facilitado toda la información que dispone sobre los dos rectores a la Fiscalía de Tarragona para que pueda hacer las diligencias e investigaciones "oportunas" si lo considera "necesario". La documentación se entregó el pasado 25 de febrero, con el objetivo de "garantizar la plena transparencia en esta materia", según ha manifestado el clero.

"El arzobispo, con voluntad sincera de máxima pulcritud en cuestiones de gravedad, como son los posibles delitos menores, quiere colaborar plenamente como primer interesado para que se imponga la verdad y la justicia", afirmó Gras. En esta línea, ha pedido que hasta que no se demuestre lo contrario se respete "la honorabilidad de los dos sacerdotes".

Escándalos por los tocamientos de menores

Josep Maria Font presentó la renuncia en febrero del 2019 como rector de las parroquias de Arbeca y otros pueblos del Urgell. El religioso también había sido rector de Cambrils. Su renuncia llegó tras hacerse público que había sido investigado en 2015 por el Vaticano por un supuesto caso de tocamientos a menores y fue apartado durante dos años. A la vez, el año 2011, la escuela de Cabra del Camp pidió la expulsión de Fuente como profesor de religión en ser pillado con dos menores sobre el regazo. Lo acusaban de aprovechar la oscuridad para hacer tocamientos a los menores mientras proyectaba películas religiosas en la biblioteca.

Fuente nació en Constantí, municipio donde se destaparon tres casos de religiosos involucrados con la pederastia. El más antiguo fue el de mosén Pere Llagostera, ya fallecido y que habría sido abusando de más de diez chicos en los años 70. El segundo caso fue el de Francisco Javier Morell, que hasta febrero del 2019 fue párroco de Constantino y de la Canonja. Y finalmente el escándalo salpicó mosén Fuente. Ambos sacerdotes escribieron cartas para pedir disculpas a quien se hubiera podido sentir ofendido y agradeciendo la confianza del arzobispo Jaume Pujol, en el cargo en ese momento.

Planellas nombra nuevos miembros de la Oficina de prevención y protección de abusos

El Arzobispado de Tarragona ha nombrado tres nuevos miembros de la Oficina de prevención y protección de abusos. Se trata de la psicóloga Inés Virgili, que se encargará de la acogida; de la trabajadora social, Carmen Cumplido, que hará de asesora; y del abogado Carles Ferrer. Todos ellos profesionales laicos y padres de familia. Además, la oficina estará coordinada por el promotor de justicia del Arzobispado Albert Fortuny.

De esta manera, los eclesiásticos implementan definitivamente la primera comisión para la prevención de los abusos creada el año pasado. La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha puesto a disposición el correo electrónico oficina.abusos@arqtgn.cat y el teléfono 977 22 96 30. El servicio estará disponible las 24 horas del día.

Temas

Comentarios

Lea También