Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento apuesta por tirar adelante la Illa Corsini

El proyecto, que cuenta con un gran consenso, consiste en peatonalizar las calles que rodean el Mercat Central para reactivar el comercio en una zona tan céntrica

Carla Pomerol

Whatsapp
Imagen virtual de cómo quedarán las calles Lleida y Cardenal Cervantes cuando la Illa Corsini sea una realidad.   foto: Pdecat

Imagen virtual de cómo quedarán las calles Lleida y Cardenal Cervantes cuando la Illa Corsini sea una realidad. foto: Pdecat

Ya hace casi un año de la esperada inauguración del Mercat Central de Tarragona. Pero los comerciantes de la zona aseguran que las ventas no han mejorado desde entonces. Aún les queda esperanza.

El Ayuntamiento tiene en mente algunas iniciativas para que el entorno del mercado se reactive y vuelva a ser el foco comercial más importante de la ciudad.

La solución se llama Illa Corsini y el padre de la propuesta es Albert Abelló, portavoz del PDeCAT, que falleció el pasado 20 de diciembre.

Ahora, el gobierno liderado por Ballesteros se ha comprometido a poner en marcha el proyecto Illa Corsini, que consiste en peatonalizar –total o parcialmente– las calles que rodean la Plaça Corsini y que forman una isla delimitada por la Rambla Nova, las calles Unió y Gasòmetre, y las avenidas Prat de la Riba y Ramon i Cajal.  

La propuesta era el proyecto estrella del programa electoral de Abelló en las últimas elecciones municipales

En junio de 2016, el PDeCAT presentó la iniciativa en forma de moción y fue bien recibida por casi todos los grupos municipales.

Pero llegó el 2017 y no se había hecho ninguna actuación en esta línea. Entonces, la formación volvió a presentarla.

El pasado mes de diciembre, el equipo de gobierno y el resto de grupos acordaron en una junta de portavoces la creación de una comisión para tratar el proyecto de la Illa Corsini, que estaría formada por todos los grupos municipales, los concejales de las áreas afectadas, los representantes de las entidades comerciales, vecinales y turísticas, además de los técnicos municipales.

Esta comisión deberá ser aprobada en un plenario y todo parece indicar que no será en el de la semana que viene. Aún se desconoce quién será el encargado de presidir esta comisión, aunque todo indica que será alguno de los dos concejales del PDeCAT.

De esta comisión, tal como explica el responsable de urbanismo del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà, «saldrá el encargo para redactar el proyecto».

El coste previsto de estas obras es de tres millones de euros, aunque en los presupuestos del 2018 no existe ninguna partida destinada a la Illa Corsini

«Puede ser que este año se redacte el proyecto y en 2019 se ejecute», dice Josep Maria Milà. 

La Illa Corsini se basa en la peatonalización total o parcial de las calles que rodean el Mercat Central, como las calles Reding, Cardenal Cervantes, Lleida, Cobos, Canyelles, Governador González, Fortuny, Soler y Cristòfol Colom.

De esta manera, según defendía Abelló, se podrá disfrutar de una plataforma única eliminando las actuales barreras arquitectónicas. En esta zona tan céntrica hay carencia de equipamientos, y la peatonalización podría crear espacios de uso comunitario, como parques infantiles y la instalación de mobiliario urbano, actualmente inexistente, como bancos, fuentes o árboles.

También hay dudas, como por ejemplo, el acceso de los residentes de la zona y el de los vehículos de emergencia.

Cabe destacar que por estas calles también circulan vehículos de mercancías, que descargan el género en el Mercat Central. Otra de las grandes dudas es la entrada y salida del párking soterrado del mercado.

Abelló lo tenía claro: se accede por la calle Canyelles y se sale por la Plaça Ponent. Estas y otras propuestas serán objeto de debate en la futura comisión.

Gusta a todos

Joan Tous, presidente de la demarcación de Tarragona del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya, asegura que es una muy buena idea el hecho de especializar las calles dependiendo de su uso y sus características. Tous añade que «las experiencias de peatonalización casi siempre han funcionado bien». 

La concejal de Comerç del Ayuntamiento, Elvira Ferrando, asegura que «la peatonalización de algunas zonas es importante para mejorar el espacio comercial urbano, porque incentiva el tejido comercial, invita a los ciudadanos a relacionarse entre sí y actúa de cohesionador social».

Por otro lado, Cristina Guzmán, concejal del PDeCAT, asegura que «la idea es dar un empujón a una de las zonas que más castigada ha estado en los últimos años», y añade que «este modelo podremos trasladarlo también a otras zonas de la ciudad, como la rambla de Sant Salvador o la zona del mercado de Torreforta». 

Vecinos y comerciantes conocen poco el proyecto pero se muestran esperanzados. Núria Sabat, presidenta de la Associació de Vecinos Tarragona Centre, cree que «esta iniciativa puede contribuir a que la gente no se vaya a las afueras a vivir y no habrá tantos pisos vacíos en el centro». Sabat ha asegurado que el Ayuntamiento nunca les ha puesto en ninguna comisión.

Por su parte, las asociaciones de comerciantes del entorno del Mercat no conocen a fondo la propuesta, pero aseguran que se conforman con cualquier acción que dinamice la zona.

Temas

Comentarios

Lea También