Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Tarragona tiene hasta octubre para pronunciarse sobre la Budellera

Se están haciendo los informes pertinentes, tanto a nivel interno como externo, para valorar la nueva propuesta que presentaron a finales del mes de mayo los propietarios. Es la tercera versión del proyecto de esta macrourbanización

Núria Riu

Whatsapp
La Budellera comprende los terrenos entre la Vall de l’Arrabassada y Boscos.  FOTO: Pere Ferré/DT

La Budellera comprende los terrenos entre la Vall de l’Arrabassada y Boscos. FOTO: Pere Ferré/DT

La tercera versión del proyecto de la Budellera ya está siendo evaluada a nivel técnico, para ver si puede darse luz verde definitiva al desarrollo de esta macrourbanización entre la Vall de l’Arrabassada y Boscos.

A finales de enero el Ayuntamiento decidió suspender de forma temporal el plan, y decidió dar un periodo de tres meses a la Junta de Compensació Provisional para reformular algunos aspectos. Pasado este periodo, «se están redactando de nuevo los informes internos y sectoriales con todas aquellas consideraciones», explica la concejal del Ayuntamiento de Tarragona responsable de este proyecto, Begoña Floria.

Los técnicos del Àrea d’Urbanisme están estudiando el contenido, así como también lo están haciendo organismos externos, como el ACA, Protecció Civil o la Dirección General de Carreteras, entre otros. En sus informes deberán pronunciarse sobre si se han tenido en cuenta  las consideraciones que algunos de estos organismos ya hicieron sobre la primera de las versiones del Pla Parcial 34.

Desde que se suspendió el proyecto, los propietarios ya habían presentado alguna parte de la documentación. Sin embargo, los últimos trámites los entraron el día 28 de mayo, por lo que ahora la administración local dispone de un periodo de tres meses para tener todos los informes y pronunciarse.

Dado que el mes de agosto es inhábil, el gobierno municipal calcula que será en octubre cuando podrá hacerse el informe definitivo que daría paso a la aprobación inicial de este plan parcial. De todas formas, Begoña Floria afirma que «aunque haya un plazo, si necesitamos más tiempo porque algunos informes no han llegado se hará una ampliación».

La administración local afirma que «hasta que no tengamos toda la documentación no vamos a pronunciarnos». No obstante, ya se apunta que «tenemos total confianza en que se recojan las observaciones que se hicieron».

La edil socialista asegura que «es muy importante que se hayan tenido en cuenta todas aquellas recomendaciones relacionadas con la movilidad, como la conexión de la A-7, y resolver la situación de la rotonda del Solric».

Las conexiones con la urbanización de Boscos son otra de las consideraciones que tenían que mejorarse, además el Ayuntamiento apunta que es condición sine qua non para que el proyecto siga adelante que en la primera fase se incluya que va a librarse la Platja Llarga. Éste es uno de los aspectos que los propietarios ya contemplan en el plan.

Los técnicos deberán determinar también si es suficiente la división en dos fases que se había solicitado para desarrollar la urbanización. Tanto la Generalitat como el Ayuntamiento consideran que la Budellera no puede construirse de una sola vez. Así que la Junta de Compensació Provisional dividió la actuación en dos etapas.

La primera es la más ambiciosa. Contempla la urbanización de aproximadamente el 60% de las 132 hectáreas de terreno que comprende esta iniciativa y que están ubicadas en el espacio comprendido entre Boscos, Cala Romana y la Vall de l’Arrabassada.

El otro 40% se deja para una segunda fase, de forma que en su totalidad se prevé la construcción de unas 4.065 viviendas, la habilitación de 78.000 metros cuadrados de suelo comercial y más de 48 hectáreas de zona verde. Los propietarios siempre han asegurado que, de dividirse el proyecto en más fases, podría resultar no factible económicamente.

Si finalmente el proyecto sigue adelante a partir de octubre, la suspensión habrá supuesto un nuevo año en su tramitación ya que el anterior se presentó en agosto.

Temas

Comentarios

Lea También