Más de Tarragona

El Ayuntamiento quiere estrenar las gradas de Sedassos para Tarraco Viva

El festival recupera sus fechas habituales, durante el mes de mayo, tras la edición especial del año pasado

NÚRIA RIU

Whatsapp
En la Casa Sefus ya cuelga la pancarta del festival, de momento la del año pasado.  FOTO: PERE FERRÉ

En la Casa Sefus ya cuelga la pancarta del festival, de momento la del año pasado. FOTO: PERE FERRÉ

Ahora sí, las obras de las gradas de la Plaça Sedassos están definitivamente encarriladas y si no surge un nuevo contratiempo en las próximas semanas este será uno de los nuevos espacios que se utilizará como escenario, coincidiendo con el festival Tarraco Viva. Así lo avanza el concejal de Patrimoni, Hermán Pinedo, quien asegura que el marco de la vigésimo tercera edición de este certamen de referencia internacional «será un buen estreno».

Pinedo confirma que «las obras prácticamente ya están». De hecho, los trabajos que quedaban pendientes podrían considerarse de carácter menor, ya que tan solo había que acabar aquellos elementos que la empresa encargada de la instalación de la estructura dejó pendientes en su momento. Es el caso de la colocación de los escalones intermedios para subir la grada, que ya están en su sitio, la limpieza y lijado de la madera, que ya se ha hecho, la finalización de la instalación eléctrica y las pruebas de carga, entre otros aspectos. Unos déficits que han supuesto una inversión adicional de 40.000 euros por parte del Ayuntamiento, y que han impedido que los tarraconenses aún no hayan podido disfrutar de un espacio cuyas obras empezaron el 3 de marzo de 2017. Con todo, el responsable de patrimonio afirma que «le quedan unas dos semanas» para finalizar esta intervención, por lo que «si no pasa nada llegaremos para el festival».

El programa también incorporará un segundo espacio que ha abierto recientemente. Es el caso de las escaleras romanas de la Torre dels Advocats, que de hecho ya se utilizaron para una actividad de pequeño formato en ediciones anteriores y este año lo harán de nuevo, tras haberse instalado la puerta de cristal que permite su visualización desde la calle Ferrers.

El festival Tarraco Viva volverá coincidiendo con su calendario habitual. Tras la edición especial de 2020, que se trasladó entre el 11 y el 18 de octubre a causa de la pandemia, el certamen se celebrará a finales del mes de mayo. En lugar de los quince días habituales, seguirá por segundo año en su formato de diez jornadas, de forma que arrancará el sábado 22 de mayo hasta el lunes día 31. Pinedo destaca que esta este año seguirá siendo «de transición». «Al final habremos hecho dos festivales en seis meses y a nivel de gestión supone un esfuerzo inmenso por parte del personal», afirma. En cuanto a las actividades, la línea es de seguir profundizando en la colaboración con los centros cívicos y las producciones propias del territorio.

Algunas actividades aún se están acabando de cerrar. Sin embargo, el formato seguirá siendo híbrido, con actos virtuales y presenciales, en espacios al aire libre. Tarraco Viva recuperará el Camp de Mart como uno de los escenarios protagonistas. En cambio, este año tampoco podrá hacerse nada en el Amfiteatre, ya que ahora mismo está en obras y el acceso al arena seguirá cerrado como mínimo hasta el verano.

La edición especial del año pasado giró alrededor de la Resiliencia y de la capacidad de las antiguas civilizaciones para seguir adelante pese a las adversidades. Una temática que se cambió a raíz de la irrupción de la pandemia y que al final permitió cerrar un programa con 184 actividades presenciales y virtuales, con unos contenidos que se crearon de cero para la ocasión.

Temas

Comentarios

Lea También